+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL ESPACIO CERRADO ESTÁ PENDIENTE DE OBRAS

El SES desaloja una planta del Materno de Badajoz al detectar legionella

No hay personas afectadas. Sanidad desvincula el caso de la residencia Las Gravelinas

 

El SES desaloja una planta del Materno de Badajoz al detectar legionella -

Fernando León Rejas Fernando León Rejas
24/06/2016

En los análisis rutinarios que se realizan de forma periódico en los hospitales, se detectó el pasado jueves en el Materno Infantil, de Badajoz, la existente de "niveles patológicos algo superiores a lo normal --- 900 sobre 1.000-- de legionella, según confirma el Servicio Extremeño de Salud (SES), tomó la decisión, "dada la situación de aislamiento de los pacientes, y  teniendo en cuenta que en un breve espacio de tiempo se van a acometer obras de ampliación, de trasladar a los ingresados a otra planta, para efectuar un tratamiento integral" de la zona afectada.

        La Consejería de Sanidad desvincula la situación del hospital pacense de la que se ha producido en la residencia militar Las Gravelinas, donde se han dado dos casos de infección por la bacteria, dos hombres que permanecen en estado grave y en tratamiento en el hospital de Clideba uno de ellos ellos, el mayor, de 68 años, y en la UCI del Infanta Cristina el otro, de 41, un suboficial de mantenimiento que se encontraba en Badajoz realizando su trabajo con los vehículos acorazados de la Base General Menacho.

        El SES aclara que en el Materno Infantil no hay personas afectadas, que ya se han realizado "los procedimientos de limpieza" y desinfección oportunos, así como que la que la decisión de desalojo de la planta se adoptó con la finalidad de proporcionar "una mayor seguridad de los pacientes‡" y para llevar a cabo la preparación de dicha planta para realizar unas obras de ampliación que ya estaban previstas.

        La Consejería de Sanidad hace constar que "esta situación no tiene nada que ver con la de la residencia militar de Badajoz", y que se trata "de una actuación ordinaria que entra dentro de la normalidad en los niveles de seguridad de la sanidad pública".

        Los dos hombres afectados permanecen hospitalizados a la espera de ver cómo evoluciona su estado con los tratamientos a los que están sometidos.