+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

la joven fue dada de alta ayer por la mañana

«Si tardamos dos minutos en llegar, el perro habría matado a la chica»

El oficial de policía local Alejandro Amaya fue el primero en acudir al parque de la Legión. «Fue una imagen muy dramática y violenta, los testigos tardarán en olvidarla»

 

Restos de sangre del perro, en el parque de la Legión. - S. GARCÍA

El policía local Alejandro Amaya. - S. GARCÍA

A. M. ROMASANTA badajoz@extremadura.elperiodico.com BADAJOZ
31/08/2019

Cree que difícilmente los testigos que presenciaron el brutal ataque de un perro a una joven de 17 años ocurrido en el parque de la Legión la tarde del jueves podrán olvidar lo que vieron. El oficial de la Policía Local de Badajoz Alejandro Amaya fue el primero en llegar y ayer narró a este diario qué y cómo sucedió.

Eran las 19.45 horas cuando entró la llamada de la sala de la Policía Nacional avisando a las unidades de que una persona estaba siendo atacada por un perro potencialmente peligroso en la zona del parque de la Legión. Alejandro Amaya estaba de responsable de servicio del turno de tarde y se encontraba «relativamente» cerca, en la gasolinera de la autopista con la carretera de Sevilla. Entró en el parque por Puerta Trinidad. Como es muy amplio, no sabía dónde estaba ocurriendo. Algunos testigos le indicaron la zona amurallada de Circunvalación. Dejó el vehículo y bajó a pie corriendo. En ese momento observó a gente «que se echaba las manos a la cabeza gritando ‘que la mata’ y pidiendo auxilio». Fue entonces cuando vio a una mujer tendida en el suelo «cubierta de sangre completamente, desde la cabeza hasta los pies, con un perro encima de ella atacándola, intentando morderla en el cuello». La joven tiraba de la correa «pero ya con poca fuerza y pidiendo auxilio». Al instante llegaron dos dotaciones más, una de la local y otra de la Nacional. Era una «situación complicada» porque el perro estaba «muy agresivo». Intentaron tirar de la correa para quitarlo de encima de la víctima pero, al soltarla, el animal se abalanzó sobre los policías (eran cinco).

Al comprobar el peligro que corrían, decidieron realizar detonaciones a unos metros guardando una distancia de seguridad para herir al animal «y siempre extremando las precauciones». Lo hirieron pero el perro no depuso en su actitud y se fue en otra dirección. Dejaron de disparar. Este oficial destaca que ambos cuerpos actuaron de forma «muy coordinada». Tres policías se quedaron auxiliando a la víctima mientras Alejandro Amaya y un compañero de la Policía Nacional se dirigieron hacia arriba para interceptar al perro, que iba hacia una zona en la que se practica bmx, donde había menores con bicicletas. Esperaron a que llegase y lo abatieron entre los dos. Según calcula, pudieron realizar una docena de disparos, incluidos los del principio para ahuyentarlo. Policía Científica recogió los casquillos. Este oficial recalca que «la actuación fue segura en todo momento» y está convencido de que si hubiesen tardado dos minutos más en llegar «el perro la mata». Amaya relata que «fue una situación muy dramática y muy violenta, los testigos tardarán en olvidar la imagen de este animal matando a una persona y a ella sin poder hacer nada, porque el perro estaba fuera de sí y si alguien se acercaba lo podía matar también».

menor para llevar ese perro / Como ya adelantó este diario, el dueño del perro es la pareja de la joven. Tiene 25 años y no estaba en el parque. La chica lo sacó a pasear con otro perro pequeño de su propiedad al que el grande ladró. La joven le riñó, lo que provocó la ira del animal, que es un cruce de pitbull con american staffordshire terrier, considerado potencialmente peligroso, que debe llevar obligatoriamente bozal. Se lo había quitado, porque se encontraba a pocos metros. Se da la circunstancia de que la joven es menor y se requieren más de 18 años para llevar perros peligrosos.

La víctima fue trasladada al Hospital Universitario de Badajoz. Presentaba mordeduras por distintas partes del cuerpo, sobre todo en los brazos. Fue dada de alta ayer por la mañana, según informó el Servicio Extremeño de Salud.