Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA INICIATIVA SE PUSO EN MARCHA a finales de enero

La Soledad sirve una media de 15 desayunos por día en su comedor

La hermandad mantendrá este servicio todo el año si existe necesidad. Acuden personas de distintos barrios y a algunos usuarios se les lleva a domicilio

 

Una media de 15 personas son las que acuden cada día a los Desayunos sociales de la Hermandad de la Soledad, una iniciativa que se puso en marcha a finales del pasado mes de enero con el objetivo de ofrecer este recurso a personas necesitadas de la ciudad. La mayoría de usuarios van al comedor que la cofradía ha habilitado en la Casa de Hermandad, en el número 1 de la calle Santa Ana, aunque hay dos casos en los que se lleva el desayuno hasta el domicilio de los beneficiarios porque tienen problemas de movilidad.

Los desayunos se sirven de lunes a sábado, de 8.30 a 10.45 horas y acuden personas del Casco Antiguo, pero también de otras barriadas como la UVA, Valdepasillas o San Fernando. La mayor parte de los usuarios son adultos, aunque los sábados hay familias que van con sus hijos.

El hermano mayor de la Soledad, José María Blanco, explicó que el número de usuarios ha ido en aumento desde que se abrió el comedor y se congratuló de que la hermandad pueda ofrecer «un recurso que sabíamos que era necesario».

De momento, la cofradía está sufragando el coste de estos desayunos con fondos propios y aportaciones, en dinero o especia, que hacen los hermanos, devotos de la patrona de Badajoz o particulares que quieren apoyar este proyecto. También son los voluntarios quienes, por turnos, se encargan de servir los desayunos a los usuarios. Se les ofrece café, leche, dulces, zumos y frutas.

Aunque la idea era que este servicio se prestara los meses en los que las temperaturas son más bajas, Blanco no descartó que se mantenga durante todo el año si hay personas que lo necesitan. «Para la Virgen da igual que vengan veinte o uno, porque por uno ya se justifica estar aquí», dijo.

Además de los Desayunos sociales, los hermanos de la Soledad quieren poner en marcha tras el verano un proyecto de refuerzo escolar, para que niños de entre 4 y 14 años que viven en el Casco Antiguo cuenten con el apoyo de los jóvenes de la cofradía para hacer sus deberes.

Las noticias más...