+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

POLVORIN EN SUERTE DE SAAVEDRA

Tensa calma en Olof Palme por el temor a nuevos tiroteos

Ayer no había aún ningún detenido por los disparos entre dos clanes enfrentados

 

Un coche de la Policía Nacional, ayer, en Olof Palme. - Foto:JAVIER PULPO

El Cuerpo Nacional de Policía reforzó la vigilancia del entorno de las calles Olof Palme y Eduardo Naranjo, en Suerte de Saavedra, con dos vehículos que recorrían continuamente los alrededores, tras los tiroteos ocurridos la tarde del viernes y la noche del sábado por el enfrentamiento entre dos familias, que se saldaron con cuatro heridos leves por impactos de perdigones.

Ayer no había novedades en la investigación y no se habían producido detenciones relacionadas con la autoría de los disparos, al margen de que el primer día fue identificado el causante de las heridas que sufrieron tres personas (dos hombres y una mujer) con una escopeta de caza, pero que no ha sido todavía localizado, según fuentes policiales. El segundo día resultó herido un hombre de la otra familia.

A pesar de la aparente calma, los vecinos no implicados en la reyerta y que conocen a los protagonistas del enfrentamiento, viven la situación con tensión pues se temen que "lo peor está aún por llegar", según recogía en las redes sociales el presidente de la Asociación para la Recuperación de Los Colorines y Suerte de Saavedra, Antonio Chacón. Ha habido heridos en ambos clanes y muchos temen que esto no se va a quedar así, que la guerra está declarada y los vecinos no descartan sufrir daños colaterales, por vivir en pleno campo de batalla. De hecho, la noche del sábado, cuando se produjo el tiroteo había muchos niños y adultos en los portales. Chacón pidió explicaciones a la Junta de Extremadura, como propietaria de las viviendas sociales donde residen estas familias y no rescindirles el contrato "por conductas antisociales".