+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LOS CIUDADANOS RESPONDEN A LA INICIATIVA DE AMIGOS DE BADAJOZ Y EL AYUNTAMIENTO

La Torre de Espantaperros recuperará su campana gracias a 906 mecenas

La campaña de donaciones recauda más de 33.000 euros, suficientes para realizar la réplica

 

El concejal con miembros de Amigos de Badajoz, esta mañana. - S. GARCÍA

BADAJOZ - Ascensión Martínez Romasanta
18/02/2021

La torre de Espantaperros de Badajoz recuperará una réplica de su antigua campana por suscripción popular, gracias a la amplia respuesta ciudadana en la campaña de micromecenazgo puesta en marcha por la Asociación Amigos de Badajoz con el ayuntamiento. Las aportaciones de 906 mecenas han sumado más de 33.000 euros, suficientes para pagar al taller, aunque el consistorio tendrá que añadir alguna cantidad más para su transporte y colocación.

El resultado de esta campaña, que se ha prolongado durante dos meses, desde el 10 de diciembre hasta el 10 de febrero, ha sido dado a conocer esta mañana por el concejal de Turismo y Patrimonio Histórico, Jaime Mejías, junto a Manuel Cienfuegos, en representación de Amigos de Badajoz. Tanto uno como otro han coincidido en expresar que “ni en el mejor de sus sueños” habrían imaginado que se alcanzarían estas cifras de recaudación. “Gracias a la ciudadanía de Badajoz hemos conseguido que la campana sea pagada por suscripción popular”, ha destacado Cienfuegos.

El proyecto incluye la colocación de un panel conmemorativo con el nombre de todos los mecenas. 20 son ‘ vip’, porque han donado más de 500 euros. Entre ellos hay particulares, familias, colegios profesionales, empresas, asociaciones culturales, entidades financieras, un centro comercial, fundaciones, una tuna y hasta el propio ayuntamiento. A partir de hoy, Amigos de Badajoz publicará en su blog una lista provisional con los nombres de todos los mecenas, para que puedan revisar los datos, comuniquen posibles errores y así puedan ser corregidos en la placa conmemorativa.

El 30% de las 906 aportaciones se han realizado a nombre de familias. Ha habido incluso un abuelo que ha puesto para su nieta, que está a punto de nacer. El 10% proceden de colectivos, como asociaciones de vecinos, culturales, grupos de amigos, deportistas, empresas y carnavaleros (murgas y comparsas). El 60% de los ingresos se han hecho a título individual. Hay muchos ‘in memorian’.  Por otro lado, el 72% han sido de 20 euros, el mínimo establecido para figurar como colaborador. El 25% de las aportaciones han estado entre 21 y 50 euros. El 3%, más de 50 euros hasta 500. Hay donaciones de origen tan lejano como Canadá, Panamá o Méjico. También de Bilbao, Madrid, Barcelona, Almería, Huelva o Cádiz.

El ayuntamiento ya ha tramitado los permisos a través de la Dirección General de Museos de la Junta ante el Ministerio de Cultura, que es custodio de la campana original (de sus pedazos,) que se encuentra en el almacén que tiene en El Nevero el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz. Estos restos se moverán al taller del campanero, que será extremeño, pero aún no se ha dado a conocer su identidad. El concejal calcula que estos permisos tardarán en torno a un mes. El campanero podría invertir otros cuatro o cinco meses, con lo cual, la campana se colocaría en el campanario de Espantaperros a finales de verano o principios del próximo otoño.

Mejías ha aprovechado para mostrar su agradecimiento “porque a mí esta campaña me ha sobrepasado, jamás en la vida pensé que habría tantos mecenas, personas, familias y empresas preocupados por el patrimonio histórico de Badajoz”. Expresamente, ha querido agradecer la aportación a todos los ciudadanos que han colaborado y a la Asociación Alcazaba, que fue precursora de esta campaña por la que organizaron hace varios años ‘Abraza la Alcazaba', con la que también recogieron fondos para la campana. Especialmente se ha referido a Amigos de Badajoz, asociación “que desde el minuto uno se ha volcado durante estos dos meses para que la campana vuelva a lucir en su torre dos siglos después y que esta vez sí que va a quedar para los anales de la historia”.