+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL BANCO DE ESPAÑA NO LAS CANJEARÁ POR EUROS DESDE EL 31 DE DICIEMBRE

El valor solidario de las pesetas

Manos Unidas pone en marcha una campaña para recaudar fondos con los antiguos billetes y monedas, que los pacenses pueden depositar en farmacias y tiendas de Badajoz

 

La farmacia de la plaza de España es uno de los lugares donde se pueden depositar las pesetas. - SANTI GARCÍA

Belén Castaño Chaparro
30/11/2020

En un cajón, en una antigua hucha o en el bolsillo de algún viejo abrigo olvidado en el fondo del armario. Son algunos de los sitios donde pueden aparecer monedas y billetes de peseta, que el Banco de España dejará de canjear por euros desde el próximo 31 de diciembre .

Manos Unidas ha visto en esta circunstancia una oportunidad para recaudar fondos con los que sostener los proyectos que lleva a cabo en beneficio de los más necesitados y ha puesto en marcha la campaña ‘Tus pesetas pueden salvar vidas’, a través de la que invita a los ciudadanos a colaborar aportando esas antiguas monedas y billetes.

En Badajoz se han repartido huchas por farmacias y tiendas, en las que los pacenses pueden depositarlas, para que la oenegé les dé un doble valor: el que tiene en euros y el de la solidaridad. José García Corrales, responsable de Manos Unidas en la ciudad, explicó que con esta iniciativa no solo se pretende recabar dinero, sino también concienciar de la necesidad de compartir en unos momentos tan duros para todos con quienes peor lo están pasando: los pobres.

«Por muy pocas pesetas que se tengan, se puede ayudar», animó Corrales. «Si en casa ya no tienen pesetas y quieren colaborar, que echen en las huchas esos céntimos que muchos vamos guardando», dijo.

Se pueden donar todos los billetes de peseta posteriores a 1939 (los emitidos entre el 36 y el 39 se podrán canjear tras ser estudiados por los expertos) y en cuanto a las monedas, el Banco de España solo admite las que estaban en circulación el 1 de enero del 2002.

La recaudación se vinculará a algunos de los proyectos de desarrollo que desarrollen las distintas delegaciones de Manos Unidas o a gastos generales de la organización. Esta campaña no se está desarrollando únicamente en la capital pacense, también ha llegado a otras localidades de la provincia, donde se está llevando a cabo a través de las parroquias o de colabores y socios locales. Es una buena manera de dar el adiós definitivo a las pesetas: que, para variar, acaben en manos de quienes menos tienen.