+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

BADAJOZ

Vías y Obras destina 50.000 euros a la rampa para mejorar la accesibilidad en la calle La Pimienta

 

Vista de las escaleras que conectan la calle La Pimienta y la avenida Juan Sebastián Elcano, donde se construirá la rampa. - EL PERIÓDICO

Belén Castaño Chaparro
29/11/2020

El Ayuntamiento de Badajoz acaba de sacar a concurso la obra para construir la rampa que conecten la calle La Pimienta, en Antonio Domínguez, con la avenida Juan Sebastián Elcano (autopista), resolviendo así el problema de accesibilidad que existe en este punto, donde ahora solo existe una escalera. El proyecto, que cuenta con un presupuesto base de 49.432 euros, plantea ejecutar dos tramos de rampa : uno, colindante a la fachada, desde el final de la calle La Pimienta hasta las escaleras que se ubican en la calle Sebastián Montero de Espinosa; y el siguiente hasta las escaleras que están junto al paso de peatones de Juan Sebastián Elcano.

Esta actuación es una vieja reivindicación de los vecinos de la zona, ya que La Pimienta es una de las principales vías de entrada y salida de Antonio Domínguez y las personas con problemas de movilidad reducida o las personas en sillas de ruedas o con carritos de bebés no pueden utilizar estas escaleras.

Según explicó el concejal de Vías y Obras, Carlos Urueña, cuando anunció su construcción, se aprovechará un suelo sin uso que hay junto a la actual escalera para ejecutarlas. Una vez firmado el contrato, la adjudicataria contará con un mes de plazo para concluir el proyecto, para el que el ayuntamiento ha contado con la colaboración de la asociación de personas con discapacidad Apamex.

Este no es el único problema de accesibilidad que existe en la barriada. El ayuntamiento está estudiando desde el pasado año posibles soluciones para tratar de minimizar las barreras arquitectónicas, aunque Urueña ya avanzó en su día que es complejo encontrarlas, porque la situación afecta a una treintena de calles, cuyas aceras son estrechas y cualquier intervención que se llevara a cabo conllevaría la eliminación de plazas de aparcamiento, que no se podrían compensar habilitándolas en otra zona, ya que en Antonio Domínguez no existen parcelas de propiedad municipal que se pudieran destinar a este fin.

Por este motivo, y por el elevado coste que supondría acometer una intervención integral de accesibilidad en el barrio, el concejal de Vías y Obras ya advirtió de que no sería una actuación que no se iba a poder materializar a corto plazo. Entre las posibilidades que se estudian están convertir las calles en plataforma única o dejar una única acera ampliándola, pero en ambos casos sería imprescindible eliminar plazas de estacionamiento para los vehículos.