Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Men� Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

comba 2019

Seis murgas para una gran final

Los Water Closet, las Chimixurris, los Mirinda, Marwan Chilliqui, Al Maridi y Otro quinto, por favor competirán esta noche sobre las tablas del teatro López de Ayala para alzarse con el título de mejor agrupación del COMBA 2019

 
Noticias relacionadas

T ras dos semanas de desarrollo, y después de la celebración de cuatro jornadas de preliminares y dos de semifinales, el Concurso Oficial de Murgas de Badajoz (COMBA) va llegando a su fin. En la noche del pasado miércoles se celebró la última sesión de las semifinales del certamen del 2019. Tras el paso por el escenario de las seis murgas que aún no habían actuado, y el natural proceso de adición de puntuaciones de las distintas fases, y de ordenación de las agrupaciones en función del número de puntos conseguidos, se hizo público el listado con los nombres de las seis finalistas, que habrán de presentar repertorios parcialmente renovados durante la gran final del concurso, que se celebrará esta noche, a partir de las 22.00 en el teatro López de Ayala.

La primera murga que subirá al escenario esta noche será la vigente campeona del concurso, los Water Closet, que se presenta como un selecto grupo de genios, premios Nobel, artistas, científicos e investigadores. Después de Los Water, saltarán a las tablas las Chimixurris, junto a Eva, la primera mujer, y su jardín del Edén. Antes del descanso, tocará bailar a ritmo de zumba con los Mirinda. Y, tras el intermedio, habrá que escuchar los consejos de los diabólicos asesores de Marwan, admirar la capacidad para capturar almas de Al Maridi, y degustar el menú de Otro quinto, por favor.

El hecho de que sean seis agrupaciones, y no ocho, como venía siendo frecuente en las últimas ediciones del concurso, se debe a los cambios resultantes del acuerdo entre la comisión de murgas y el consistorio pacense, a raíz de la disminución del número de grupos participantes.

Todas las agrupaciones finalistas están obligadas a realizar cambios en su repertorio, que han de reflejarse, como mínimo, en una nueva letra de pasodoble y otra de cuplé.

CRÓNICA DEL MIÉRCOLES/ La primera murga en pisar el escenario, durante la segunda noche de semifinales, fue la de Los Water Closet. Los vigentes ganadores del COMBA presentaron dos nuevos pasodobles y otros tantos cuplés. En el primero de sus pasodobles reflexionaron sobre la picaresca española, sobre la inteligencia y destrezas de las que presumen algunos, y sobre las preocupantes cifras de paro que arrastra nuestro país. El segundo lo centraron en el tema de la violencia machista. Criticaron esta lacra social, y resaltaron que el maltratador, además de herir física y emocionalmente a su pareja, marca de por vida a sus descendientes. Sus cuplés los dedicaron a un robot de limpieza y al tan manido tema de los implantes capilares, pero con un enfoque distinto, que le aportó frescura y originalidad.

Después de los Water, subieron a las tablas los chicos de Otro quinto, por favor. El primero de sus pasodobles se lo dedicaron a su amigo, al murguero, tristemente fallecido, Alberto Rodríguez, también conocido como ‘El Niño del Garfio’, por la sección que coprotagonizaba, junto al Capitán Chanfaina (Javi Pache), en el magazine de la radio pública extremeña, El Sol Sale por el Oeste. El segundo pasodoble tuvo una vis más crítica, y estuvo centrado en el ámbito de lo local. Uno de cuplés tocó un tema que apenas se ha abordado en el concurso: el del conflicto entre los taxistas y las plataformas VTC. Y presentaron un nuevo estribillo, para reírse de ellos mismos y lograr, también, las carcajadas del público.

Antes del descanso, actuaron los Camballotas. La parte más novedosa de su repertorio se repartió entre los pasodobles y los cuplés. En el primero de sus pasodobles, bromearon a cuenta de la polémica sobre la exhumación de Franco. En el segundo, criticaron a los políticos que utilizan su posición para conseguir titulaciones que no merecen. Su primer cuplé, que versó sobre los masajes, destacó por la picardía de su inesperado desenlace. Y en el segundo aludieron a la bochornosa situación de las infraestructuras ferroviarias extremeñas.

Tras el intermedio, subió al escenario la Catafiore, la murga debutante que ha conseguido acceder a la semifinal del concurso tras su primera participación en el COMBA. Renovaron sus pasodobles y cuplés, y los dedicaron a reflexionar sobre le papel de los medios en la cobertura informativa de la tragedia del niño Julen, a invitar a aprender de la historia y a trabajar por la concordia y la unión, y a bromear sobre lo absurdo del comportamiento de esas personas que escriben, a través de las aplicaciones de mensajería instantánea, a gente que se encuentra a su lado o a solo unos pasos de ellas.

La siguiente murga en aparecer tras el telón fue la de Las Chimixurris. En su actuación, renovaron completamente sus secciones de pasodobles y cuplés. Sus pasodobles fueron críticos con el gobierno de la ciudad, en relación con sus decisiones e interés mostrado por el carnaval, y con la situación de las vías de comunicación de Extremadura, a propósito de las vidas humanas que se cobran las carreteras por las carencias estructurales que sufre nuestra región en esta materia. En sus cuplés, bromearon a propósito de su propio tipo, de la creación de un compañero de existencia que no resultó ser Adán sino el dinero, y sobre el complejo sistema de funcionamiento de los ascensores del Hospital Infanta Cristina (ahora conocido como Hospital Universitario de Badajoz).

El colofón a una noche de semifinales de gran nivel lo puso la murga A Contragolpe. Sus dos pasodobles estuvieron barnizados por una gran sensibilidad social. En uno de ellos homenajearon a las mujeres que han padecido cáncer de mama. Y, en el otro, abordaron la terrible realidad del acoso escolar que sufren muchos niños. En su primer cuplé, los integrantes de A Contragolpe se centraron en su tipo y en todas las excusas que ofrecen las operaciones estéticas para hacer bromas y chistes. Y, en el segundo, demostraron su agilidad compositiva, al incorporar alusiones a las actuaciones de preliminares de otras agrupaciones murgueras.

Las noticias más...