+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

La fiesta en Badajoz

Los Water Closet reconquistan el López

Los dictadores imponen su tiranía y vencen en la final del concurso de murgas. Los Piratas de los Desertores y los gogós de Los Chungos completan el podio

 

Los cubanos de Los Chungos. - Foto:OTO

Los dictadores de los Water Closet, sobre las tablas del López de Ayala durante su repertorio. - Foto:OTO

J. IGNACIO MARTINEZ
07/02/2016

Los dictadores tomaron el López de Ayala en una guerra para el recuerdo y con olor a remontada. No partían como favoritos en la última batalla, pero Los Water Closet lucharon hasta el final y se llevaron el primer premio del concurso de murgas del 2016 del Carnaval de Badajoz. Los piratas de La leyenda de la nave de los desertores ocuparon la segunda posición, mientras que los gogós cubanos de Los Chungos completaron el podio.

Rondaban las cuatro de la mañana cuando el jurado dio su veredicto. Los Water Closet guardaron lo mejor de su repertorio para la final. Incluso hicieron de su fallo en el cuplé durante semifinales una virtud, ya que cambiaron la presentación para sacar un chascarrillo que metió a la gente en su actuación desde el principio. Los Hitler, Franco, Gadafi y compañía convencieron, después, en los pasodobles.

En el primero pidieron cambiar libros por pistolas y metralletas y educar con la cultura en lo que fue una apología a la educación. Y en el segundo se centraron en el Carnaval y en la ciudad. "Te vuelvo a cantar. ¿Qué más le pido a este viernes?", dijeron. El público coreó el estribillo de sus cuplés y la volvieron a liar en el popurrí. El viernes reconquistaron el López y ya suman dos coronas en su haber.

Fernando Sánchez Vázquez, que encarnaba al Franco de los Water, se mostró exultante tras conocer el fallo del jurado. "El resultado sabe a gloria", dijo. Suya fue la idea del tipo que les ha valido su segundo primer premio en tres años. "Estábamos una noche unos cuantos viendo la tele y salieron unos dictadores, no me acuerdo por qué. Dijimos: ¿Y si nos disfrazamos el año que viene de ellos?", explicó. También reconoció que había visto vídeos de su personaje para imitarlo mejor sobre las tablas del López. Abel Sansinena, el Gafadi de los Water Closet, también puso en valor la victoria del viernes. "Somos un grupo de chavales de San Roque que hacemos Carnaval. Conseguir una cosa como esta es muy importante", valoró. Para Sansinena, ahí reside una de las claves de los éxitos de su murga. "Somos los mismos chavales siempre, tanto como cuando nos han echado, como hace cuatro años, como ahora".

Los piratas de Los Desertores también gustaron mucho. De ellos salió el pasodoble más emotivo de todo el concurso. Fue el segundo de la noche, en que se quitaron los gorros, mostraron pañuelos y se lo dedicaron al cáncer. Se vieron algunas lágrimas en el López. Con el primero también maravillaron cantándole a la crisis migratoria de los países en guerra y a la poca sensibilidad que demuestran algunos líderes de las naciones occidentales. "¿Se han olvidado de que nosotros también fuimos refugiados en el 39?", preguntaron a los políticos. Una alusión brillante a la historia de España que no fue suficiente para un primero.

El bronce en el certamen del 2016 se lo colgaron los gogós cubanos de Los Chungos. De esta murga gustó su entusiasmo, contagioso en la presentación, en el estribillo y en el popurrí. También tocaron temas serios y desde el tipo, como la letra a la inmigración en su segundo pasodoble de su repertorio de la final. La gente, a buen seguro, sabrá reconocer sus méritos en la calle y en los bares. El resto de murgas quedó clasificada de la siguiente manera: en cuarta Posición Al Maridi, en quinta Las Chimixrris, en sexta La Galera, séptimo fue Yo no Salgo y octavo Los Mirinda.