+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

El periodista de el Periódico Extremadura Javier Ortiz presenta su libro

'101 Historias del boom del basket español' viaja a las canchas de los 80

 

'101 Historias del boom del basket español' viaja a las canchas de los 80 - JUNTA DE EXTREMADURA

EFE
15/04/2016

El porqué la Guerra Fría estuvo a punto de impedir que Epi participase en los Juegos de Moscú, el miedo de los afroamericanos a la Semana Santa o un pequeño José Manuel Calderón en el pabellón que luego llevaría su nombre son algunas de las historias del baloncesto de los 80 que recoge un libro del periodista deportivo Javier Ortiz.

Javier Ortiz (Cáceres, 1974) resume el libro "101 historias del boom del basket español", de Ediciones JC y prólogo de Gonzalo Vázquez, como "una recopilación de historias cortas, anecdóticas, divertidas y en algún caso dramáticas, sin intención de que sea una wikipedia, de lo que ocurría fuera de las canchas".

Estas historias, señala Ortiz en declaraciones a Efe, reflejan además "la revolución que vivió el baloncesto a finales de los 70 y los 80".

"Se pasó de que en los pabellones sólo hubiera unas mil personas como mucho a polideportivos llenos, dejando de ser el baloncesto un deporte minoritario y obligando en muchos casos a las ciudades a construir nuevas instalaciones", indica el autor.

Entre todas las historias que recoge a lo largo de las 382 páginas del libro, Ortiz destaca las leyendas y mitos sobre los primeros jugadores afroamericanos que empezaron a llegar a nuestra liga.

Así, recuerda el miedo que pasaron tanto Tyrone Ellis, alero del Girona, y Ricky Brown, del Málaga, cuando se encontraron con las primeras procesiones de la Semana Santa y pensaban que eran del Ku-Klux-Klan.

O el americano que quemó el coche porque se hizo 50 kilómetros en segunda al no saber que en la España de los 80 no existía ningún coche automático.

Entre las fotografía que ilustran el libro se encuentran a dos jugadores americanos del Baskonia de la temporada 1985-86, Essie Hollis y Terri White, que están con un niño de unos cinco años que se llama José Manuel Calderón.

En el momento de esa foto, tomada en el descanso, "Calderón no podía imaginar que jugaría en ese equipo y que luego haría una carrera más que notable en la NBA", indica el periodista.

Como buen extremeño, el autor barre en algunos episodios para casa y destaca el "debut casi desapercibido" del gran Pau Gasol en la ACB, el 17 de enero de 1999, en el Pabellón V Centenario de Cáceres.

"Fueron treinta segundos y pasaron desapercibidos, pero la verdad es que la gran estrella de la NBA que es ahora debutó en la capital cacereña", remarca.

Uno de los capítulos que más le ha costado reproducir, señala, es el dedicado a una de las mayores estrellas europeas de los ochenta y noventa, el soviético Valeri Tikhonenco.

Este jugador vivió "el peor partido de su vida", como se recoge en el libro, cuando en 1992 estaba jugando en Barcelona con su equipo de Huesca y le avisaron de que su mujer estaba grave.

Cuando llegó, había nacido su hijo, pero su esposa no había sobrevivido al parto.

Ortiz lleva desde 1991 escribiendo sobre baloncesto en medios como El Periódico Extremadura, Gigantes del Basket, acb.com y Espacio Liga Endesa y asegura que tenía muchas ganas de recopilar todo lo que se vive fuera de las pistas y que enseñan al jugador como ser humano.