+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

MALEFICIO ROTO

Unos 50 millones de espectadores vieron la victoria de los Cubs

El equipo de béisbol de Chicago ganó el séptimo y decisivo partido de las Series Mundiales tras 108 años sin ganar una final

 

Anthony Rizzo (44), David Ross (3) y Jason Heyward (22) celebran la victoria de los Cubs de Chicago en las Series Mundiales de EEUU. - EZRA SHAW

04/11/2016

El último y decisivo encuentro de la Serie Mundial (final del campeonato de béisbol), el séptimo, ha batido récords por partida doble: además de ser el choque definitivo para que los Cubs ganasen el título, después de 108 años de sequía, este partido ha sido el más visto en televisión en el último cuarto de siglo. Así, y según datos de la empresa de audiometría Nielsen la victoria de los Cups (Cachorros) de Chicago por 8-7, en 10 entradas, ante los Cleveland Indians tuvo una audiencia media de 40 millones de televidentes en EEUU, por lo que se convierte en el más visto desde 1991 en el país.

El triunfo, que se decidió la madrugada del pasado 2 de noviembre, permitió a los Cubs acabar con llamada 'Maldición de la cabra', y fue el primer título del 'Clásico de otoño' que consiguió el equipo de Chicago desde 1908.

La gran emoción y suspense que generó el marcador final hizo que el interés por ver el desenlace del partido se incrementase en la que fue la tercera victoria consecutiva de los Cubs. El nivel de expectación en el séptimo partido alcanzó su punto máximo entre las 23.30 y las 23.45 horas, cuando rozó los 50 millones de televidentes, una audiencia extraordinaria, dado que era muy tarde para el público de la Costa Este, y además en día laboral y en pleno curso escolar. El partido se celebró en el estadio de Cleveland (Ohio).

Otro definitivo séptimo partido de las Series Mundiales que ha pasado a la historia fue el que protagonizaron los equipos de Minnesota y Atlanta, en 1991, encuentro que alcanzó los 50,3 millones de televidentes, según los datos suministrados por Nielsen.

Aunque ya es habitual que la expectación se dispare a medida que una Serie Mundial se alarga, los 'ratings' para el séptimo y definitivo choque de este año mostraron un interés sin precedentes: ningún otropartido individual había superado los 23,6 millones de televidentes.

El 'pelotazo' más reciente en una Serie Mundial fue la que jugaronSan Francisco Giants y Kansas City Royals, en el 2014, que reunió a una media acumulada de 25,4 millones de personas. La Serie Mundial del 2015, entre Kansas City Royals y los Mets de Nueva York, y que se decidió en cinco partidos, promedió 14,7 millones de televidentes.