+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FÚTBOL. SEGUNDA DIVISIÓN B

La afición revitaliza al Extremadura

Un gol de Nico Hidalgo en el epílogo del partido ante el Villanovense (0-1)mete de lleno a los azulgranas en la lucha por los puestos de Liga Pro

 

Sebas Coris, jugador del Extremadura, rodeado de varios futbolistas del Villanovense. - ALBERTO LORITE

Rodrigo Morán
21/02/2021

1 - EXTREMADURA: Casto; Saúl González, Fran Cruz, Dani Pérez, Emmanuel; Elías Pérez, Toribio (Sergio Gil, m. 72); Pastrana (Sebas Coris, m. 59), Nico Hidalgo (Runy, m. 90), Kike Márquez y Nando Copete (Rubén Mesa, m.59).

0 - VILLANOVENSE: Pedro; Parras (Tapia, m. 46), Bonaque, Adri Escudero, Samu Hurtado; Julen, Clausí (Lobato, m. 87); Ruano (David Moreno, m. 17; Valentín, m. 72), Dani Martínez, Jesús Mena (Iván Cabellud, m. 46) y Wilson Cuero.

Gol: 1-0 (m. 79) Nico Hidalgo.
Árbitro: Vicente Moral (Castilla y León). Amonestó con amarilla a los locales Elías Pérez (10), Emmanuel (28), Nico Hidalgo (44), Saúl González (57); y a los visitantes Parras (12), Julen (45), Tapia (81), Wilson Cuero (89).
Incidencias: Partido disputado en el estadio Francisco de la Hera de Almendralejo ante unos 3.000 espectadores.

El Extremadura siempre vuelve. Y más si lo hace agarrado de su apasionada afición. El Francisco de la Hera volvió a vibrar con su gente y con los suyos en uno de esos partidos que marca el devenir de un equipo a lo largo de la temporada. Y casi de un club entero podríamos decir. En el momento de la verdad, los azulgranas sacaron adelante un partido que olía a final (1-0) y que les sirve para agarrarse de lleno a la lucha por la liga Pro, una obsesión para sobrevivir en el fútbol profesional. El Villanovense nadó con mucho orden y criterio durante todo el envite, pero en su único error en defensa fue penalizado al máximo y se quedó a un palmo de haber dado un paso de gigante por el mismo objetivo.

El partido fue feo, muy enmarañado por la presión que ambos conjuntos tenían de llevarse el encuentro a su terreno. El Extremadura tomó la batuta, pero el Villanovense adormecía a los azulgranas en muchos tramos del encuentro y el plan a punto estuvo de salirle bien.

Mejor las defensas

De inicio, el Extremadura sorprendió sentando a Rubén Mesa y dando galones a Nando Copete y Kike Márquez arriba. El Villanovense no hizo experimentos y alineó un once lógico que le estaba dando resultados. Se impusieron claramente las defensas y sólo Nico Hidalgo, el mejor del encuentro, tuvo fuerzas y puntería para desequilibrar la balanza al final.

La primera parte fue pasando con más pena que gloria por el Francisco de la Hera. El Extremadura proponía fútbol, especialmente a pierna cambiada por la banda de Nico Hidalgo. Pero el Villanovense hacía lo que mejor sabe: defender con mucha solvencia y seguridad. Incluso fueron los serones los que tuvieron la primera opción del partido en un disparo de Dani Martínez que atrapó bien Casto.

Fue a la media hora cuando el Extremadura tejió su primera gran opción de peligro. Pase filtrado a la carrera de Nico Hidalgo que, ligeramente escorado, se saca un zapatazo centrado que despeja Pedro López a córner. Un fogonazo del mejor del partido.

La primera parte murió con una falta directa de Pastrana que se fue rozando la escuadra de la portería del Villanovense en otra gran oportunidad.

Insistencia

No fue un partido brillante del Extremadura, pero sí un encuentro con mucho oficio y donde los de Manuel fueron muy persistentes para desgastar al Villanovense.

Los azulgranas reclamaron un posible penalti a Elías al inicio de la segunda parte como ya reclamaron otro sobre Nico Hidalgo antes del descanso. En ninguno de los dos Vicente Moral hizo caso a las protestas.

La mejor del Villanovense en todo el partido (y casi la única) llegó en una falta de entendimiento entre Dani Pérez y Enmanuel que aprovechó David Moreno para rematar forzado, aunque Casto estuvo certero enviando a córner.

El Villanovense fue metiendo oxígeno a lo largo del partido, máxime después de la lesión de Ruano en la primera parte que trastocó los planes de Álvarez de los Mozos.

A Manuel, el plan de dejarse dinamita para la segunda parte le salió bien. De hecho, los cambios le dieron esa vuelta de tuerca que necesitaba el partido para que el Extremadura tuviera opciones.

Avisó Kike Márquez de cabeza en un balón bombeado por Saúl, imperial durante todo el encuentro. Y a falta de diez minutos para el final, la locura. Buen movimiento de Rubén Mesa, apertura a la izquierda, centro tenso espectacular de Sergio Gil y el Villanovense, en la única oportunidad que no achicó bien la pelota, dejó libre de marca a Nico Hidalgo que con habilidad anotó ante la salida de Pedro López. El gol premiaba al mejor jugador del partido, quizá cuando más justo de fuerzas estaba.

La afición llevó en volandas al Extremadura en los minutos finales del encuentro y espantó a los fantasmas del pasado que les hicieron perder puntos en los minutos finales de anteriores partidos. El Extremadura vuelve. Llama a la puerta de los primeros, Los de Almendralejo siempre se levantan.

Manuel Mosquera: «Este triunfo hay que apuntarlo a la afición»

Manuel Mosquera reconoce la importancia que tuvo la afición del Francisco de la Hera para que su equipo sacara adelante un partido que parecía volvérsele a atascar. «La mano gigante ha estado ahí en los momentos importantes. Este triunfo hay que apuntarlo a la afición porque, además, se lo merece», dijo. Reconoció el técnico gallego que el partido no fue brillante, «pero sí un gran partido del equipo. Había que desgastar al Villanovense en el primer tiempo y lo hicimos. La victoria era muy importante y poder ganar por más goles también». Destacó la solidez de su equipo en defensa y el trabajo de los dos laterales, Saúl y Enmanuel, incombustibles por las alas.

Javier Álvarez de los Mozos, técnico del Villanovense, felicitó públicamente al Extremadura y reconoció que «ha habido pocas ocasiones y el partido ha podido decantarse para cualquiera, pero se han aprovechado de la calidad de sus jugadores». Reconoce Álvarez de los Mozos que a su equipo le faltó frescura y claridad para generar más peligro en tres cuartos de campo y espera que la derrota no afecte anímicamente a los suyos.