+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

BALONCESTO. LIGA FEMENINA ENDESA

El Al-Qázeres, a pasar página lo antes posible ante el Girona

Las extremeñas se presentan con solo cuatro profesionales y el temor a un resultado brutal

 

Las juniors Pilar Cambero y Clara Núñez se saludan antes de un partido en el pabellón Multiusos. - SILVIA SF

Javier Ortiz
10/01/2021

Vive este lunes el Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura uno de los partidos más desagradables de los últimos años. Disputa por pura obligación la duodécima jornada de la Liga Femenina Endesa en la pista del Spar Citylift Girona (19.30 horas) con la completa seguridad de que será derrotado y probablemente apabullado en el marcador. El motivo es que a la ya conocida diferencia entre las plantillas de un aspirante al título y un modesto de la competición se le une que este último no podrá disponer de tres de sus profesionales (Alexis Jones, Fiona O’Dwyer y Petra Zaplatova) y tendrá que recurrir a juniors para completar el quinteto.

El escenario se presenta, como mínimo, incómodo, pero así lo dicta la normativa federativa, que solo permite que salten a la pista jugadoras que estaban inscritas en la fecha original del choque. Cuando el partido fue aplazado el pasado 22 de noviembre por un caso de covid-19 en el Al-Qázeres costó encontrarle un hueco debido a lo apretado del calendario, con las catalanas disputando competición europea, y lo complicado que resulta el viaje hasta Girona. Se pactó aprovechar el desplazamiento del Al-Qázeres a San Sebastián, donde perdió el sábado ante el IDK Gipuzkoa (81-69), pero en este lapso de tiempo las circunstancias han variado, diezmando al equipo para lo que será sin duda un trámite.

Becca Hittner, Merve Aydin y Mariella Fasoula ya no están en Cáceres por distintos motivos y, aunque inscritas para la duodécima jornada, resulta obvio que no jugarán en Fontajau, dejando en una condición muy precaria a sus compañeras. Sus sustitutas –Jones, O’Dwyer y Zaplatova, a la espera de una pívot-- verán el encuentro desde el banquillo vestidas de calle. Así, Carbajal solo dispondrá dentro de su núcleo principal  de cuatro piezas: la base Irene Lahuerta, la escolta Eleanna Christinaki y las pívots Vicky Llorente y Alexa Hart. Manuella Hatchi está lesionada desde hace casi dos meses ya y no se la espera hasta febrero, mientras que parece claro que Ana Hernández, operada de rodilla, no volverá ya.

TURNO PARA LAS JÓVENES / La solución para cubrir el expediente será dar muchos minutos a las tres juniors que viajaron con el equipo el viernes para la larga ruta Cáceres-San Sebastián-Girona-Cáceres: Laura Vasallo, Pilar Cambero y Clara Núñez. Se trata de promesas de alto nivel a nivel extremeño, pero obviamente inmaduras para el gigante desafío de enfrentarse a uno de los ‘grandes’ del baloncesto femenino español durante la última década.

Con una rotación tan escasa y dañada, la duda está en saber cómo se producirá el enlace: si habrá ‘ensañamiento’ con un resultado que puede ser escandaloso o bien será uno de esos partidos en los que el equipo superior se deja ir cuando ya tiene asegurada la victoria por una diferencia de puntos aceptable. Al Girona lo dirige ahora Alfred Julbe, entrenador del Cáceres CB durante temporada y media a principios de este siglo y que es todo un histórico del baloncesto español, lo mismo que la base Laia Palau.

El objetivo extremeño será pues pasar página cuanto antes, no encajar un tanteo demasiado severo y economizar energías de cara a próximos choques. El viernes vuelve a jugar, en ese caso ante el Lointek Gernika (17.00 horas, pabellón Multiusos), y, aunque tampoco es en absoluto favorito, sí podrá hacerlo con todos sus efectivos disponibles.

Aparte de la derrota ante el IDK, al menos el fin de semana no fue del todo malo para el Al-Qázeres: también perdieron los otros equipos de la zona baja de la clasificación (Gran Canaria, El Pastor Zamora y Bembibre, este último en la prórroga ante Clarinos) y todo sigue igual en la lucha por salvarse de la quema.