+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

La AMA retira la credencial al laboratorio antidopaje de Río

La medida se toma a 42 días de los Juegos e impide al centro realizar ningún tipo de análisis

 

Imagen de la ciudad de Río de Janeiro - EFE / MARCELO SAYAO

SERGI LÓPEZ-EGEA
24/06/2016

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha retirado la credencial al laboratorio antidopaje de Río de Janeiro. La medida disciplinaria se ha tomado a tan solo 42 días del inicio de los Juegos Olímpicos y se suma al complejo paquete de dificultades con el que se encuentra la próxima cita olímpica: la crisis económica de Brasil, el temor al zika y las recientes denuncias de dopaje, sobre todo en el mundo del atletismo. Sin la correspondiente acreditación, el laboratorio de Río no está catalogado para efectuar ningún análisis antidopaje y las muestras deben ser enviadas a otro país, con el correspondiente incremento económico.

La AMA, en un comunicado hecho público este viernes, asegura que la suspensión ha entrado en vigor con fecha 22 de junio con la correspondiente prohibición para realizar cualquier análisis de orina y sangre. Las autoridades deportivas brasileñas disponen ahora de 21 días para apelar la decisión ante el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo). La AMA, sin embargo, comienza a trabajar practicamente a contrarreloj para solventar el problema y conseguir en un tiempo récord que el centro de análisis brasileño se adapte a la normativa internacional vigente. "Mientras tanto las muestras destinadas a este laboratorio se enviarán de forma rápida y segura, con la correspondiente custodia, a otro laboratorio acreditado".

La agencia antidopaje pide la confianza de los atletas. "Esta suspensión solo será levantada por la AMA cuando el laboratorio esté funcionando de forma óptima para garantizar el análisis de las muestras tanto para los Juegos Olímpicos como para los Juegos Paralímpicos". Disponen, por lo tanto de seis semanas para adaptar los protocolos y evitar un problema considerable tanto a la AMA como al COI en la lucha antidopaje.