Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La Crónica de Badajoz | Sábado, 22 de septiembre de 2018

PRIMERA SEMIFINAL

Anderson alcanza la final de Wimbledon tras un maratón ante Isner

El tenista surafrinaco aha derrotado al estadounidense John Isner en un duelo a cinco sets que ha durado 6. horas y 36 minutos

EL PERIÓDICO
13/07/2018

 

Kevin Anderson jugará su primera final de Wimbledon después de un maratón de tenis de 6 horas y 36 minutos que ha necesitado para imponerse a John Isner por 7-6 (6), 6-7 (5), 7-6 (9),  6-4 y 26-28. El duelo de ginates y sacadores se ha convertido en una historia interminable que no parecía tener fin para Rafael Nadal y Novak Djokovic que han estado esperan para poder jugar la otra semifinal que se jugaba bajo el techo retractil y luz artificial.

Duelo de sacadores. Una larga batalla desde el punto de servicio. Ese era el guión del partido entre Isner y Anderson. El objetivo de los dos derribar al rival con su cañón capaz de disparar 'balas' a 225,3 Km/h, el surafricano y 231,7, el estadounidense, como mejores marcas personales en este Wimbledon en el que, antes de comenzar su duelo, sumaban entre ambos 284 'aces'  para acabar con 386 (213 para Isner y 173 para Anderson). Y así han mantenido el pulso, sin ceder su saque ninguno, para jugarse la suerte en la ruleta de los 'tie breaks'. El primero para Anderson (8-6) y el segundo para Isner (7-5).

Primer 'break' tras 2 horas y media
Tras dos horas y 20 minutos, con 3-3 en el marcador del tercer set,  Anderson e Isner habían tenido solo cinco 'break points (3 y 2, respectivamente) sin poder concretar ninguno. En la colina Henman, donde miles de aficionados siguen el partido a través de una superpantalla, el sol y la cerveza , estaban adormecidos en una placentera siesta de la que han despertado con la celebración de la primera rotura  después de 20 juegos y tras 2 horas y 27 minutos del inicio del partido. Anderson se lo ha ganado (5-3). La alegría ha durado un juego. Isner lo ha recuperado en el siguiente para encarar el camino a un tercer 'tie break' que el estadounidense se ha apuntado (11-9), después de que Anderson perdiera dos bolas de 'set' , la primera con una doble falta.

Nadal y Djokovic, esperando
En el cuarto, sorpresa, no ha habido 'tie break', Anderson ha roto en el noveno juego (5-4) y ha forzado el quinto y definitivo set. La hora del te (cinco de la tarde enWimbledon) y Nadal y Djokovic seguían esperando en el vestuario tras 3 horas y 50 minutos de pelea entre los dos 'bombarderos'.   Los organizadores ya les han comunicado que su semifinal se jugará bajo techo y con luz artificial si el partido no puede acabarse con luz natural y como tope las 23.00 horas en Wimbledon por una norma del ayuntamiento local, para preservar el descanso de los vecinos.

El pulso entre Isner y Anderson se ha mantenido hasta el 6-6, pero en esta ocasión ya no había 'tie break'. Había que romper el servicio del rival. Y la igualdad se ha mantenido hasta el 24-24, tras . Anderson se ha colocado 0-40 después de caerse y devolver una bola con su mano izquierda. El tenista surafricano ha conseguido romper el saque de Isner y en el siguiente juego certificar su victoria tras 6 horas y 36 minutos, en el primer 'match ball'.

El partido más largo de semifinales en la historia de los Grand Slams superando el Chang-Edberg del US Open de 1992 que duró 5 horas y 22 minutos, aunque por suerte lejos de las 11 horas y 5 minutos que duró el más largo de la historia con un quinto set 70-68 y protagonizado por un tal Isner en Wimbledon en el 2010.

Las noticias más...