Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LUTO EN EL MOTOCICLISMO ESPAÑOL

Andreas Pérez, el piloto al que le gustaba más la lucha que escaparse

El piloto fallecido de 14 años fue calificado como el nuevo 'ironman' del motociclismo español en un reportaje en Motorbike-Magazine El joven piloto de Mollet protagonizó, el pasado año, la gesta de correr en dos categorías a la vez camino del Mundial Júnior

Álex López-Rey / Motorbike-Magazine
11/06/2018

 

Andreas Pérez, fallecido hoy tras un accidente en Montmeló, protagonizó una de las experiencias más curiosas de la pasada temporada cuando, cosa poco habitual en las categorías promocionales, competía, para acelerar su formación, en dos campeonatos a la vez en el mismo fin de semana, la European Talent Cup -su categoría habitual- y Moto3. Este es el reportaje que la web Motorbike-Magazine publicó sobre el pluriempleo de Andreas Pérez en el 2017 y que le valió dar el salto este año al Mundial Júnior de Moto3 con uno de los mejores equipos, el Reale Avintia Academy.

Hubo una época ya lejana en la que los pilotos llegaban a competir en dos categorías durante un mismo fin de semana. Tres de los muchos ejemplos que siempre se nos vienen a la cabeza son los del añorado Ángel Nieto -campeón en 50cc y 125cc en 1972-, Giacomo Agostini -campeón en 350cc y 500cc en varias ocasiones- y Freddie Spencer, que rizó el rizo cuando en 1985 logró los títulos de 250cc y 500cc.

Sin embargo, en la era moderna ya no existen los casos de pilotos que compitan de forma simultánea en dos categorías. En su día se especuló con que Marc Márquez llegase a hacerlo en Moto2 y MotoGP, pero se quedó en eso, en una simple y llana especulación. Un ejemplo reciente es el de Marcos Ramírez, que, en 2015, llegó a competir dentro del mismo campeonato en las categorías de Stock 600 y Stock 1.000.


Ahora póngase en la piel de un chaval de 14 años, que durante una misma jornada tiene que afrontar cuatro sesiones de entrenamientos prácticamente seguidas con dos motos diferentes, la Honda NDF250R de la European Talent Cup y la KTM RC 250 GP de Moto3; afortunadamente, ambas de la misma cilindrada, lo que hacía el cambio más llevadero. Y, al día siguiente, encarar tres carreras, que pudieron ser cuatro si hubiera decidido hacer también la segunda manga de Moto3. Todo ello, siendo uno de los candidatos al título de la European Talent Cup y, por tanto, con un extra de presión.

El equipo confiaba ciegamente en él
El encargado de hacer este ‘ironman’ de motociclismo fue Andreas Pérez, una de las nuevas joyas del motociclismo nacional, que está enrolado en las filas del Reale Avintia Academy. El equipo de Raúl Romero, dirigido por Jordi Gatell en el FIM CEV, quiso premiar a Andreas en Jerez dándole la oportunidad de subirse por primera vez a una Moto3. El caso es que la experiencia fue a más y, aunque en principio no estaba previsto más que los entrenamientos, Pérez tomó posición por primera vez en la parrilla del Mundial Júnior.

No pudo acabar cuando estaba peleando por los puntos en una carrera con 44 inscritos -43 de ellos con experiencia previa en la categoría-, pero su toma de contacto le dejó con una sonrisa de oreja a oreja: «Me salí antes de tiempo porque tuve problemas con un dedo del pie, que me sangró un poco y no me encontraba a gusto, así que decidí reservarme porque mi campeonato, pues mi lucha está en la European Talent Cup. Fue increíble, el equipo me dio una oportunidad muy grande y es algo que les quiero agradecer, porque les tengo mucho aprecio, ya no sólo como equipo sino también como familia. Son todos grandes personas y aprendo mucho de ellos», nos comentó.

La guinda llegó un ratito después. Llegó al box, se bajó de la KTM RC 250 GP y se subió a la Honda NSF250R. Partía desde la ‘pole’ en las dos mangas de la European Talent Cup y ganó la primera en un bonito final de carrera. «Fue muy divertida y me lo pasé muy bien, porque, aunque todos queremos escaparnos, irnos, ser líderes desde la primera vuelta, a mi me gustan más las carreras peleadas, en grupo. Escaparse no es tan fácil en estas categorías», apuntó. En la segunda se tuvo que retirar por un problema mecánico que le dejó en la séptima plaza de la general de la ETC a 34 puntos del líder cuando faltan tres carreras por disputarse.

Obsesionado con ser el mejor
¿Y qué piensa un piloto cuando completa un fin de semana con presencia en dos categorías? Pues a Andreas el cansancio no le hizo mella, precisamente: “Me he estado preparando muy a fondo, muy en serio, para esto y, más que estar cansado, la verdad es que me lo pasé muy bien. En Moto3 aprendes mucho de la gente, ninguno va lento. Es como dar un paso de gigante. Este año saltaba al FIM CEV y dar otro salto hacia Moto3 fue algo increíble».

También pudo extraer interesantes conclusiones de las diferencias entre una moto de la European Talent Cup -copa monomarca de Honda- y una KTM de Moto3: «Puede parecer que la mayor diferencia sea la potencia o la aceleración, pero eso es adaptarte y te acostumbras en una manga. Pero lo más difícil es el chasis; la forma en la cual te tienes que adaptar a ella. La Honda se puede adaptar a ti y a tu estilo de pilotaje, pero la KTM la tienes que llevar de una forma concreta y eso es muy difícil”.

Un joven con gran futuro 
Andreas no descarta volver a doblar categoría en Valencia, última cita de la temporada, donde el Mundial Júnior de Moto3 afrontará dos carreras y la European Talent Cup sólo una, a la que quizá podría llegar con opciones matemáticas de título. Lo que ya es seguro, es que todos los kilómetros que haga dentro de la categoría de Moto3 le servirán para preparar su salto para el año que viene de la mano del Reale Avintia Academy, que fue confirmado el pasado fin de semana en Aragón. No le pierdan de vista porque, a sus 14 años, se postula como una de las mayores promesas del panorama español. Y, entre tanto, se marca algún ‘ironman’ en los circuitos…

Las noticias más...