Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

polémica en marcha

Asedio contra el Andorra de Piqué

El conjunto del Principado, que ha comprado plaza de Segunda B, se enfrenta en pocos días a recursos e impugnaciones de clubs rivales y de la patronal Proliga

MIQUEL LÓPEZ-EGEA
08/08/2019

 

El FC Andorra competirá en la Segunda División B esta temporada. La decisión ya está tomada. Pero como se ha visto estos últimos días, no será un camino de rosas, sobre todo después de los dos recursos presentados ante el Consejo Superior de Deportes (CSD); uno por parte del CE Hospitalet y otro de ProLiga, la patronal de los equipos de la Tercera y de la Segunda División B, y de la impugnación del partido de la Copa Catalunya por parte del Terrassa FC por alineación indebida, encuentro que se resolvió con victoria andorrana, por 2 a 1, con dos tantos de Adrià Vilanova y de Moha Keita.

El Andorra, equipo que adquirió Gerard Piqué, siempre ha estado en el punto de mira de los clubs. Este ascenso en los despachos no ha sentado bien fuera del Principado. Esta es una situación que se lleva repitiendo desde que se acordó convertir la entidad en Societat Anònima dObjecte Esportiu. Las críticas han crecido, proporcionalmente a la asistencia a los partidos del Andorra. Los clubs censuraban el fútbol negocio y en cada partido salían a por todas como si de una gran final se tratase. Sin embargo, el Andorra cada vez se hizo más fuerte y finalmente logró el primer objetivo: ascender a la Tercera División.

LA CONSTRUCCIÓN DE UN ESTADIO

Cuando Piqué vio la oportunidad de acortar el tiempo necesario para lograr el gran objetivo -estar en la Primera División-, no dudó. Lo primero que hizo fue plantear una reunión con el Govern de Andorra para trabajar conjuntamente para tener un estadio con capacidad como mínimo para 15.000 personas, necesario para competir en la Liga dentro de dos o tres años, un requisito que ningún estadio del Principado cumple.

Pocos días después, cuando la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) estableció el precio de 452.022 euros para cubrir la vacante del CF Reus Esportiu, que fue descendido de categoría administrativamente, el Andorra no pestañeó e hizo la solicitud, convirtiéndose así en el candidato mejor posicionado para lograrlo, ya que estaba inscrito en la Federación Catalana de Fútbol (FCF) y que era un equipo de pleno derecho de la Tercera División. Había otros equipos que lo habían solicitado, pero por no cumplir los requisitos geográficos o económicos, no pudieron obtener el visado a la división de bronce del fútbol español.

EL ENFADO

Finalmente, la RFEF anunció que el Andorra había obtenido la plaza. Y todo parecía ser fácil. Pero no fue así. Primero, el Hospitalet, muy enfadado, no estuvo de acuerdo con la decisión e insistió en que era el equipo mejor posicionado para subir, por los méritos deportivos. Y presentó un recurso ante el CSD. Querían "ir a muerte", como dijo el presidente de la entidad Santi Ballesté, quién afirmó también que estaba dispuesto a llegar la Justicia ordinaria si hacía falta. La siguiente protesta fue la de Proliga, que entendió que se había interpretado mal el reglamento de la RFEF. Y también denunció. Pero tanto, ProLiga como el Hospitalet se apresuraron a decir que "no tienen nada en contra del Andorra ni de Gerard Piqué", además de "no quererlo perjudicar". Aunque sus acciones hayan pretendido lo contrario.

LA IMPUGNACIÓN

Por si fuera poco, el Terrassa también considera que el andorra incumplió la normativa de la FCF en la Copa Catalunya, que establece que "pueden inscribirse en el acta del partido hasta 20 jugadores, de los cuales 16 como mínimo deberán disponer de licencia federativa en vigor". Hecho que según el Terrassa incumplieron el 6 de agosto seis jugadores del conjunto andorrano. La federación catalana se tendrá que pronunciar, de manera inminente.

El Andorra no está preocupado con estos recursos porque saben que ya se les ha concedido la plaza y que esto no cambiará. En palabras del entrenador Gabri García, "solo nos preocupa lo que pase en el césped". Respecto al lío de la Copa Catalunya, el club no ve peligro en la impugnación ya que, sostiene, todo se hizo correctamente.

Las noticias más...