Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El Badajoz riñe con el gol

El conjunto blanquinegro vuelve a pagar su falta de pegada con una derrota ante el Getafe B.

ALBERTO ROBLEDO (AREA 11)ALBERTO ROBLEDO (AREA 11)
29/11/2010

 

Getafe B: Gonzalo; Velayos, Ferrer (Alcalá, min. 70; Pico, min. 86), Alex Pérez, Samuel; Escassi, Tello (Modrego, min. 68); Abdel, Bedoya, Adrián Sardinero; Rudy.

Badajoz: Pagola; Jaraíz, Solano, Aloisio, Grille; Viyuela (Alex Herrera, min. 73), Sandro, Parada (Ruby, min. 53), Cajoto; Amine (Ortiz, min. 49) y Etamané.

Goles: 1-0: min. 17, Escassi. 2-0: min. 37, Bedoya.

Arbitro: González González (colegio balear). Bien. Amonestó por parte local a Tello y Escassi; y por parte visitante a Solano, Jaraíz y Cajoto.

Incidencias: Partido de la decimoquinta jornada del grupo I de Segunda División B disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante unos 800 espectadores.

El Badajoz cayó derrotado en su visita al Coliseum Alfonso Pérez ante un Getafe B que le endosó un 2-0. El equipo entrenado por Adolfo Muñoz pagó cara una primera parte digna para olvidar, donde recibió los dos tantos, que le lastraron durante el resto del choque. Tras la reanudación, el Badajoz buscó con más intensidad la portería de Gonzalo, pero la falta de pegada terminó por acabar con las esperanzas del conjunto extremeño.

El Badajoz saltó al césped de Coliseum con la clara intención de llevarse la victoria y engancharse así definitivamente a la zona VIP de la tabla clasificatoria. Los extremeños eran conscientes de cómo debían neutralizar la velocidad del Getafe B y por ello comenzaron el choque con las líneas muy juntas, evitando dejar espacios que podían ser mortales para los intereses visitantes.

En los primeros lances del choque, el cuadro pacense intentó dominar la zona ancha del campo. Sandro y Parada buscaron imponer su ley para jugar a su ritmo, pero enfrente se encontraron con Escassi y Tello, que se complementaban a la perfección y anularon a los centrocampistas del Badajoz. Esa falta de dominio en la línea de creación fue un lastre para los blanquinegros, que veían cómo el Getafe B llegaba muy suelto hasta la zona de tres cuartos.

Ese control inicial del filial azulón pronto se tradujo en ventaja numérica en el marcador poco después de que se cumpliese el primer cuarto de hora de partido. Un saque de esquina botado desde el costado zurdo del ataque getafense acabó con un remate de Rudy que desvió Escassi a la red. No pudo hacer nada por evitar el tanto Pagola, que contempló en primera instancia el 0-1.

Con el tanteador en contra, el Badajoz dio un bajón anímico y de juego considerable, permitiendo que el Getafe B campase a sus anchas, disfrutando de la posesión del balón y teniendo numerosas ocasiones de gol. Sin embargo, la suerte acompañó en varias ocasiones al Badajoz, ya que los delanteros azulones no estaban muy finos de cara a puerta.

Los visitantes tardaron en despertar tras el gol y poco a poco el flanco derecho, con Viyuela y Jaraíz, fue convirtiéndose en la vía de ataque de los pupilos de Adolfo Muñoz. La ocasión más clara de los extremeños llegó a la media hora y acabó en polémica. El colegiado González González le anuló un tanto dudoso al Badajoz por un presunto fuera de juego de Viyuela. Tanto el público asistente desde tierras pacenses como el banquillo visitante protestaron con ahínco esta decisión, pero la realidad fue que el empate nunca subió al marcador.

Este se iba mover poco después y sería de nuevo a favor del Getafe B. Un lanzamiento desde fuera del área de Bedoya iba a botar delante de Pagola para complicarle la estirada y acabar finalmente introduciéndose en su portería. Nuevo mazazo para el Badajoz, que observaba cómo se le ponía el partido muy cuesta arriba antes de llegar al descanso.

Debió haber reflexión en el vestuario durante el tiempo de asueto porque al Badajoz se le vio otra actitud en el arranque del segundo tiempo. Pero la presión asfixiante de los madrileños dificultaba en exceso la salida de balón pacense, que al final obligaba a la defensa a mandar balones largos buscando a Etamané. Adolfo Muñoz se percato de la soledad en la punta de ataque de Etamané y pronto dio entrada a Ortiz, pasando así a jugar con dos delanteros.

REACCION INSUFICIENTE El Badajoz fue cogiendo frescura en su juego y adelantó líneas. A pesar de ello, el principal peligro llegó en jugadas a balón parado. En un de ellas Jaraíz obligó a Gonzalo a emplearse al máximo para evitar el gol visitante. Los visitantes estaban haciendo sufrir al Getafe B, y ese ímpetu por reducir distancias en el marcador les estaba haciendo olvidarse de las rápidas transiciones del filial que en más de una ocasión convirtieron a Pagola en el salvador de su equipo.

Pero los minutos seguían corriendo en contra del Badajoz y éste seguía sin encontrar el camino del gol, lo que hizo a los jugadores pacenses bajar varias marchas. Además, el cansancio por parte de ambos equipos propició que el choque se rompiese y las contras fueran las protagonistas. Etamané dispuso de una a falta de diez minutos para la conclusión, pero se encontró con la respuesta, llena de reflejos, del meta getafense Gonzalo.

Al final, el Badajoz se apagó y el pitido final sentenció la derrota por 2-0. Con esta derrota el CD Badajoz pierde una buena oportunidad de meterse entre los gallitos del grupo I de Segunda División B. Además, el problema de sus delanteros con el gol sigue siendo una de las cuestiones que más preocupa al cuerpo técnico blanquinegro. La semana que viene en el Nuevo Vivero el Badajoz tendrá la oportunidad de resarcirse de esta derrota ante otro filial como el Rayo Vallecano B, un rival complicado, que ahora es cuarto y que lucha por meterse entre los mejores.