Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LaLiga Serie A Cup

El Barça derrota al Nápoles 2-1 en un partido de escasos atractivos

Busquets y Rakitik anotan los goles

ABEL GILBERT
08/08/2019

 

Bajo el calor sofocante de Miami que ni siquiera la noche detiene, el Barça ganó su primer partido de LaLiga Serie A Cup ante el Nápoles por 2-1. El triunfo llegó a través de medios infrecuentes: dos disparos desde las puertas del área, uno de Busquet y otro de Rakitic. El Hard Rock Stadium le ha permitido a Ernesto Valverde probar algunas variantes y descartar otras. También arrojó algunas certezas: con Leo Messi lesionado, al equipo todavía le falta encontrar su fisonomía a 10 días del choque con el Athletic.

Valverde dejó en la platea a Arturo Vidal y un Coutinho de futuro incierto. Ubicó en la defensa a Wage, Umtiti, Todibo y Junior. Optó por Carles Pérez como organizador del juego, juntó a Giezmann y Suárez y Griezmann. Pero la figura del equipo culé fue Neto. El portero evitó más de una caída a lo largo de los 90 minutos. Sus acciones fueron decisivas para que Mertens, Callejón y Fabián Ruiz no griten el gol.

Parte de la atención en las tribunas estuvo puesta en Griezmann. El francés demostró sus ganas. Presionó a los defensores y trató de organizar más de una incursión ante la portaría custodiada por Meret. Se llevó sus aplausos.

A los 38 minutos de la primera etapa, y después de algunos ataques intermitentes, Busquets abrió el marcador. Lo había habilitado Riqui Puig. El canterano esta vez tuvo luces, especialmente cuando pudo jugar cerca de Griezmann, pero también algunas sombras. La alegría duró apenas dos minutos al Barça. Un error de Umtiti le permitió a Nápoles alcanzar la paridad. El conjunto que dirige Carlo Ancelotti pudo aumentar las diferencias. Neto se interpuso.

La segunda etapa no mostro mayores variantes que las alternancias. Entraron Rafinha, Abel Ruiz, Dembélé, De Jong, Semedo y Piqué. Abel Ruíz tuvo dos oportunidades seguidas de anotar. El partido agonizaba sin mayores variantes ante dos equipos consumidos por las altas temperaturas. De repente, a los 79 minutos, llegó el imprevisto con el disparo del croata.

Dembélé, fiel a su estilo, alternó destellos de inspiración con imprecisiones. Siempre trata de intentar algo inesperado. No siempre le sale pero casi siempre su presencia representa una amenaza latente. En su jugada quizá más clara, cuando iba por el tercer gol, el francés fue frenado violentamente por Hysaj. El árbitro Ted Unkel debió mostrarle la tarjeta roja.

El Barcelona jugará su próximo partido el sábado en el Michigan Stadium, en Ann Arbor.

BARCELONA

Neto, Wagué (Semedo), Todibo (Piqué), Umtiti, Junior, Busquets, Rakitic, Riqui Puig (De Jong), Griezmann (Rafinha), Suárez (Abel Ruiz) y Carles Perez (Dembélé).

NÁPOLES

Meret, Di Lorenzo, Manolas (Ghoulam), Maksimovic, Mario Rui (Milik), Zielinski, Elmas (Verdi), Callejon, Fabian (Gaetano), Insigne, Mertens (Luperto).