+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL FUTURO DEL BANQUILLO

Bartomeu ordena negociar con Xavi

El Barça debilita más la figura de Valverde al activar la búsqueda de un nuevo entrenador a instancias del presidente El Al-Sadd, que admite contactos para la marcha de su técnico, se mete en la final de la Copa tras ganar al Al-Rayyan (4-1)

 

Xavi, en la semifinal de la Copa de Qatar, que ganó al Al-Rayyan (4-1). -

MARCOS LÓPEZ
11/01/2020

Josep Maria Bartomeu se reunirá con Josep María Bartomeu. El presidente consultará al vicepresidente deportivo. Y quién sabe si hasta al director deportivo, que también es él porque esa figura no existe en el club desde hace ya siete meses cuando fue despedido Pep Segura. Y Bartomeu se ha puesto en marcha y ha empezado en Qatar.

Tras esas reuniones se tomará la decisión que marcará el último año de su mandato porque el casting para elegir el sucesor de Valverde ya ha empezado. Y Xavi es el primero de la lista. El contrato del técnico extremeño expira en el 2021, pero tiene una puerta abierta para rescindirlo, sea él o el propio club este mismo verano, expuesto como está el Txingurri a ser incluso despedido a mitad de temporada.

El Al-Sadd ya ha admitido contactos, temiéndose la marcha de su entrenador, poco antes de jugar la semifinal contra la Copa de Qatar. Luego, ganó el equipo de Xavi (4-1), remontando el tanto inicial del Al-Rayyan y se coló en la final, que se jugará el próximo 17 de enero contra el Al-Duhail de Rui Faria, que había sido ayudante de Mourinho en el Madrid. Disputa Xavi su segunda final. La primera fue en verano y alzó la Supercopa de Qatar.

Ha empezado, por lo tanto, el casting para suceder a Valverde y de manera poco sigilosa. Inmediatamente después de perder la Supercopa, el Barça, a través de Eric Abidal, su secretario técnico, y Òscar Grau, el CEO de la entidad, viajaban hasta Qatar para entrevistarse con Xavi, el excapitán azulgrana, y sondearle sus planes inmediatos.

Sorprendía la presencia en esa mini expedición de Grau, la persona que controla los aspectos económicos del club, con capacidad para discutir para cualquier asunto siguiendo, por supuesto, las órdenes de Bartomeu.

Acabado el partido, y conociendo que había trascendido el encuentro con Abidal y Grau, Xavi manifestó que su prioridad estaba enfocada en el Al-Sadd y en la nueva opción de conquistar un título. Los emisarios azulgranas esperan una segunda reunión con Xavi.

Respeto a Valverde

"El Barça es un sueño pero estoy centrado en Al-Sadd. Respeto a Valverde", dijo Xavi, marcando distancias con los rumores que le vinculan a un fichaje inmediato. "Tenemos una final por delante muy importante", subrayó el egarense.

Xavi figura en un puesto privilegiado en una relación de candidatos donde también hay técnicos como Ronald Koeman (seleccionador holandés, aunque con cláusula liberatoria para acabar en el Camp Nou en julio) o Robert Martínez, cuyo contrato con Bélgica expira tras la Eurocopa.

Era, sostiene el club, una visita de cortesía a Dembélé, que está realizando la recuperación de la lesión muscular en Doha. Y aprovechando el viaje, desvelado por RAC-1, hablaron con Xavi. No se sabe, sin embargo, si el Barça acudió hace un año a la capital catarí para interesarse por Umtiti. Ni se sabe ni tampoco se publicitó. A Bartomeu, que reúne todas las funciones y el poder, le toca decidir el futuro de Valverde.

Ya lo decidió el pasado verano, poco después de la dramática eliminación de Anfield avalado por las vacas sagradas de la plantilla (Messi, Suárez, Piqué, entre otros). Los mismos que arroparon al técnico tras la derrota de Yeda, que no tiene, ni muchísimo menos, la dimensión y trascendencia del bofetazo europeo del Liverpool. "No es culpa del míster", llegó a decir el delantero uruguayo. "No podemos cometer errores infantiles", gritó el astro argentino.

Entonces, el presidente, que ya movió, pero sin éxito, la silla de Valverde tras la caída europea de Roma (2018), desoyó a ese sector de la directiva que pedía la destitución del técnico. Ahora suenan idénticas voces, teniendo, además, la complejidad de que se ha entrado en un territorio preelectoral porque los comicios del 2021, si no se adelantan, claro, alteran ese paisaje político culé.

Los emisarios del presidente

Va Bartomeu, o los emisarios de Bartomeu en Doha, en busca, quizá, de repetir un movimiento que trazó Josep Lluís Núñez hace más de tres décadas. No creía en 1988 el entonces presidente en Johan Cruyff, ni creyó tampoco después, pero envió a buscarlo, ya de forma desesperada, a El Montanyà para desactivar al Grup dOpinió Barcelonista (GOB).

Ahora, Bartomeu acude a la nueva casa de Xavi, vinculado desde hace bastantes meses con Víctor Font, precandidato a la presidencia del Barça. "Tengo mucha amistad con Víctor, es una persona muy válida para el barcelonismo", declaró el excapitán a TV-3. "Puede ser una figura importante para el futuro del Barça, está muy preparada y el socio haría bien en tenerlo en cuenta en unas posibles elecciones, añadió.

Siendo presidente, Bartomeu no ha despedido entrenadores (Luis Enrique se fue por voluntad propia), pero sí directores deportivos. Tres (Zubi, Robert Fernández y Pep Segura) en cinco años. Aunque la política deportiva del presidente está basada, sobre todo, en la elección de nombres. Algunos siguen en el club (Abidal y Kluivert son los nuevos jefes), otros han durado poco (Valdés solo estuvo tres meses como técnico del Juvenil A) y alguno ni quiso venir. Puyol renunció a volver al Camp Nou, pese a que Bartomeu estuvo meses detrás de él.

Lunes, reunión de la junta

Ahora se recurre al nombre de Xavi, quien acaba de cumplir su sexto mes en el banquillo del Al-Saad, para debilitar todavía más la figura de Valverde, quien ya tenía asumido que vivía su tercer (y último año) en el Barça. Pero no intuía que lo pudiera acabar tan abruptamente.

Recién iniciado enero, con el equipo líder de la Liga, clasificado de forma cómoda para los octavos de final de la Champions (le sobró un partido incluso en el llamado grupo de la muerte) y por perder con el Atlético la semifinal de la Supercopa después de haber jugado uno de los mejores partidos de la temporada.

El lunes estaba programada una reunión ordinaria de la junta. Aunque de ordinaria ya no tendrá nada porque la misión de rescatar a Xavi de Qatar ha sacudido los cimientos deportivos del Barça.