+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ENFRENTAMIENTOS EN EL FÚTBOL

Batalla entre la policía y 'hooligans' del Legia junto al Bernabéu

Aficionados violentos del equipo polaco provocan incidentes en los aledaños del estadio del Madrid

 

La policía vigila a hinchas del Legia junto al Bernabéu, esta tarde. - AFP / PIERRE-PHILIPPE MARCOU

CARLOS F. MARCOTE
18/10/2016

La policía ha cargado en las inmediaciones del Santiago Bernabéu contra hinchas del Legia de Varsovia esta tarde, poco antes del comienzo del partido de la Champions League entre el Real Madrid y el equipo polaco.

Agentes a caballo y antidisturbios han practicado varias cargas ante la agresividad y los incidentes ocasionados por los 'hooligans' del Legia, que tiene la triste fama de contar con algunos de los aficionados más violentos de Europa.

Los incidentes han comenzado cuando varias decenas de ultras del Legia se han enfrentado a las fuerzas policiales en las inmediaciones del Bernabéu después de que un primer contingente de unos 300 aficionados ya hubiese entrado en el estadio madridista custodiados por la policía.

Cuando un segundo contingente agrupado era dirigido hacia el recinto, un grupo de rezagados comenzó a lanzar vallas contra los agentes que custodiaban el final del cortejo y después acorralaron y golpearon a alguno de los policías en una zona ajardinada.

Algo más tarde, en la calle Rafael Salgado, junto al fondo norte del estadio, se produjo una escaramuza mucho mayor entre la policía y los ultras polacos, que han sido reprimidos con fuertes cargas policiales con el resultados de varios heridos leves.

TRES DETENIDOS


Estos incidentes se suman al producido la madrugada pasada en un bar de barrio de La Latina, en el que tres aficionados polacos fueron detenidos por agredir a dos camareras y causar graves destrozos en el local, además de intentar robar la caja registradora y sustraer un teléfono móvil a una de la empleadas.

Durante el día, no se han registrado altercados de mayor importancia en las zonas más concurridas por los aficionados polacos en el centro de Madrid.