+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Batalla entre la policía y 'hooligans' del Legia junto al Bernabéu

Aficionados violentos del equipo polaco provocan graves incidentes en los aledaños del estadio del Madrid La policía realiza siete detenciones, que se suman a las tres llevadas a cabo de madrugada en un bar

 

Un hincha polaco con la cara ensangrentada se enfrenta a los antidisturbios, esta tarde junto al Bernabéu. - EFE

CARLOS F. MARCOTE / MADRID
18/10/2016

La policía ha tenido que cargar en las inmediaciones delSantiago Bernabéu contra hinchas del Legia de Varsovia esta tarde, una hora y media antes del comienzo del partido de laChampions League entre el Real Madrid y el equipo polaco. Han sido detenidos siete aficionados polacos, que se suman a los tres que fueron detenidos en la madrugada anterior por agresiones a dos camareras y grandes destrozos en un bar del barrio de La Latina.

 Agentes a caballo y antidisturbios han practicado varias cargas ante la agresividad y los incidentes ocasionados por los 'hooligans' del Legia, que tienen la triste fama de contar con algunos de los aficionados más violentos de Europa.

Los incidentes han comenzado cuando varias decenas de ultras del Legia se han enfrentado a las fuerzas policiales en las inmediaciones del Bernabéu después de que un primer contingente de unos 300 aficionados ya hubiese entrado en el estadio madridista custodiados por la policía después de haber sido trasladados desde Sol en un convoy de Metro que no hizo paradas intermedias.

HERIDOS
Cuando un segundo contingente agrupado era dirigido hacia el recinto desde la Avenida de Brasil, a unos 400 metros del Bernabéu, un grupo de rezagados comenzó a lanzar vallas, botellas y objetos varios contra los agentes que custodiaban el final del cortejo y después acorralaron y golpearon a alguno de los policías en una zona ajardinada.

 

Algo más tarde, en la calle Rafael Salgado, junto al fondo norte del estadio, se produjo una escaramuza mucho mayor entre la policía y los ultras polacos, que han sido reprimidos con fuertes cargas policiales y lanzamiento de pelotas de goma con el resultado de varios heridos leves.Dos policías y cinco aficionados polacos tuvieron que ser atendidos por el Samur. Uno de los ultras, con una aparatosa herida en la cabeza, necesitó un collarín, mientras que otro sufrió una fractura en una mano.

Posteriormente, con el partido iniciado, cerca de 500 aficionados sin entrada se quedaron fuera del estadio y volvieron a protagonizar nuevos altercados con la Policía, que pudo finalmente controlar a los aficionados del Legia Varsovia.

TRES DETENIDOS DE MADRUGADA
Estos incidentes se suman al producido la madrugada pasada en un bar de barrio de La Latina, en el que tres aficionados polacos fueron detenidos por agredir a dos camareras y causar graves destrozos en el local, además de intentar robar la caja registradora y sustraer un teléfono móvil a una de la empleadas.

Hasta que se produjeron los altercados cerca del Bernabéu, no se habían registrado incidentes de mayor importancia en las zonas más concurridas por los aficionados polacos en el centro de Madrid.

BLINDAJE POLICIAL
Ante la presencia de los ultras más violentos del equipo polaco, el estadio había sido blindado para evitar cualquier tipo de incidente.2.000 agentes y hasta tres anillos policiales de protección alrededor del feudo madridista sirvieron para controlar a los radicales del Legia, de los más violentos de Europa.

La hinchada del club centroeuropeo es temida en todo el continente por su conocida violencia y ante el Borussia Dortmund alemán ya consiguieron burlar todas las medidas de seguridad en el Estadio del Ejercito Polaco. Utilizaron dentro del recinto cientos de bengalas y rociaron a policías y agentes de la UEFA con gas pimienta, por lo que el club polaco fue sancionado con disputar el próximo encuentro a puerta cerrada, también contra el Madrid el 2 de noviembre.