Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Bélgica remonta dos goles a Japón y se clasifica en el tiempo añadido

Un tanto de Chadli en el minuto 93 conduce a la selección de Roberto Martínez a los cuartos de final ante Brasil (3-2)

LUIS MENDIOLA
02/07/2018

 

Bélgica será el rival de Brasil el próximo viernes en Kazán en uno de los cuartos de final del Mundial que prometen ser más atractivos. Se ganó ese derecho después de remontar un 0-2 y sobrevivir a Japón un partido espectacular, que se decidió por 3-2 en el tiempo añadido con un gol de Chadli (m. 93). Mereció mejor suerte la selección asiática, pero cuando todo parecía encaminado a la prórroga, llegó una contra de manual conducida por De Brunye, y resuelta con acierto por el jugador del West Bromwich, que pilló totalmente desprevenida a la selección japonesa y abrió la puerta de la clasificación al conjunto europeoa. 

Se desvió del guion previsto el partido, sobre todo por el carácter resilente de Japón, que parecía la víctima propiciatoria frente a la emergente Bélgica, pero que desde el inicio se defendió con orden y le discutió el balón a su rival. De entrada fue Japón el equipo que tomó la iniciativa en el Rostov Arena. Situó la línea de presión muy cerca de la meta de Courtois y buscó la banda izquierda, por donde se movió con acierto el nuevo fichaje bético Inui para llegar con cierto peligro hasta el área.

Bélgica, a pesar de la disciplina de su rival, no perdió la compostura más allá de esos primeros minutos. Segura de sus fuerzas, empezó a funcionar en cuanto Hazard y De Bruyne lograron adueñarse de las operaciones en el centro del campo. La consigna era buscar a Lukaku poniendo el balón a la espalda de los dos centrales japoneses. Pero tanto Shoji como Yoshida supieron cerrarle bien los espacios, más allá de un ocasión desaprovechada por el delantero del Manchester United (m. 25) por un mal control.

Tuvo incluso 15 minutos arrolladores Bélgica, en los que llegó a encerrar a Japón en su área, abriendo el juego por las bandas con Carrasco y Meunier. Pero eso no le dio para generar ocasiones claras. Y, en cambio, sirvió para demostrar la solidez defensiva de la selección japonesa.

Golpes inesperados
La sensación, en cualquier caso, era que el cuadro belga tenía el control. Pero esa teoría saltó por los aires en una espectacular puesta en escena de los japoneses en la reanudación. En apenas siete minutos, la selección de Akira Nishino propinó dos golpes inesperados en dos acciones eléctricas. Haraguchi adelantó a su equipo con un remate seco (m. 47), aprovechando una excelente asistencia de Shibasaki. Y, cinco minutos después, fue Inui quien superó a Courtois con un derechazo desde fuera del área.

Supo salir de una situación crítica el equipo de Roberto Martínez, después de unos minutos en los que apareció groggi. La entrada de Fellaini y Chadli, y sobre todo el protagonismo de Hazard hizo reaccionar a Bélgica, que sacó provecho de superioridad física para equilibrar el partido en dos acciones aéreas, un remate de cabeza de Vertonghen (m. 68) que sorprendió a Kawashima y en otro testarazo de Fellaini (m. 73) sin oposición. Esas dos accciones dieron el aire suficiente a Bélgica para pelear hasta el final y encontra el premio en la contra inventada por De Bruyne.

Ficha técnica:

 Bélgica: Courtois, Alderweireld, Kompany, Vertonghen, Meunier, Witsel, Carrasco ( Chadli, m.65), De Bruyne,  Hazard,  Mertens (Fellaini, m.65) y Lukaku.

Entrenador: Roberto Martínez (Esp)

Japón: Kawashima, Sakai, Nagatomo, Shoji, Yoshida,  Haraguchi (Honda, m.81), Hasebe, Inui, Kagawa, Shibasaki (Yamaguchi, m.81) y  Osako.

Entrenador: Akira Nishino (Jap)

Goles: 0-1, m.48: Haraguchi; 0-2, m.52: Inui; 1-2, m.70: Vertonghen; 2-2, m.75: Fellaini; 3-2, m.93: Chadli.

Árbitro: Malang Diedhiou (SEN). Mostró tarjeta amarilla a  Shibasaki (m.39).

Campo: Rostov Arena.  41.600 espectadores. 

Las noticias más...