Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ECOS DEL ESCÁNDALO DEL BERNABÉU

Buffon: "Este árbitro tiene un bidón de inmundicia en lugar de corazón"

El icono del fútbol italiano y de la Juventus afirma que "alguien que pita un penalti así, en el minuto 93, en un partido tan trascendente, no es persona, es un animal"

EL PERIÓDICO
12/04/2018

 

Los medios de comunicación italianos, más que hablar de robo en el estadio Santiago Bernabéu, se apoyan en las declaraciones de los componentes de la expedición de la Juventus de Turín para defender que el Real Madrid superó anoche la eliminatoria de cuartos de final de la Champions gracias a un incomprensible penalti señalado por el joven árbitro inglés Michael Oliver, de 33 años, por un ligero empujón del marroquí Benatia a Lucas Vázquez.

En ese sentido, los medios italianos no polemizan tanto si existe o no el derribo (en la encuesta de la web de la cadena COPE votaron 30.567 personas y el 55% consideraron que era penalti, mientras que el 45% restante dijo que no lo era) sino con el atrevimiento de Oliver de decidir un partido de esa trascendencia con una acción dudosa, poco clara (“gris”, la llaman en la terminología arbitral), en el minuto 93 de juego, cuando el encuentro se encaminaba a la prórroga, periodo que consideran hubiese sido más justo que hubiera decidido el equipo que obtenía el pase a las semifinales.
 
Un auténtico robo
Mientras muchos medios, especialmente el prestigioso diario ‘Corriere della Sera’, publicaban la fotografía del veterano Giorgio Chiellini, de 33 años, haciendo el signo con su mano derecha de que los jugadores del Real Madrid habían comprado al árbitro, el canal Premium de Mediaset Italia, que fue quien ofreció el partido en directo para todo el país, defendía que no había sido penalti y que, por tanto, se trataba de "un auténtico escándalo". En esa retransmisión, el excolegiado Graziano Cesari, que es quien hace los comentarios arbitrales, dijo que “no hay empujón en la acción de Benatia a Lucas Vázquez y, si observáis el pie del defensor de la Juve toca el balón, que sale despedido hacia arriba y, por tanto, no hay falta alguna”.

Junto a estos dos apuntes, que comparten casi todos los medios italianos, la información gira alrededor de las declaraciones del propio Mehdi Benatia; su compañero Giorgio Chiellini; Andrea Agnelli, el joven presidente ‘juventino’; Massimiliano Allegri, técnico de la ‘Juve’ y, muy especialmente, del icono, del mito del fútbol italiano, el guardameta Gianluigi Buffon, de 40 años, que anoche pudo haber jugado su último partido en Europa. Sobre las opiniones de los representantes del campeón de la Serie A del ‘calcio’ gira toda la información de los medios italianos de anoche y de esta misma mañana.

Las duras palabras de Buffon
Buffon, que acabó siendo expulsado por Oliver y ovacionado por miles de seguidores del Real Madrid como homenaje en su despedida continental, fue tremendamente duro con el árbitro inglés. “Alguien que se atreve a pitar un penalti así, inexistente, yo estaba delante, en el minuto 93, en un partido tan importante, con dos contendientes de altísimo nivel y donde la Juventus había hecho una proeza, es un cínico, no es un hombre y, por falta de sensibilidad, solo puedo decir que no es una persona, es un animal”.

El capitán Juventino considera que la falta de personalidad de Oliver le incapacita para dirigir un partido de este tamaño. “Yo creo que si no tienes personalidad, lo que debes hacer es quedarte en casa, viendo el partido por televisión, o ir a la tribuna del Bernabéu, con tu esposa e hijos y ver el encuentro con una Coca-Cola en una mano y una bolsa de patatas fritas en la otra”. Junto a la gracia, Buffon fue durísimo: “Si no tienes sensibilidad para saber que no puedes decidir un partido así, te conviertes en un asesino (concretamente utilizó la palabra ‘killer’ en inglés). Yo creo que alguien como Oliver que hace eso tiene un bidón de inmundicia en su corazón, en lugar de sensibilidad y un corazón como el de todos”.

"La decisión del árbitro es absurda. No se puede cometer un error de ese tamaño en una acción que no fue penalti”, empezó diciendo el marroquí Mehdi Benatia, autor de la polémica jugada con Lucas Vázquez que decidió la eliminatoria. “Cada vez estoy más disgustado con este mundo del fútbol. Los árbitros, de nuevo, han beneficiado al Real Madrid y el Real Madrid es un club y un equipo tan grande, que no precisa de estas ayudas. El año pasado le ocurrió al Bayern de Munich y este año, ya se ha visto, nos ha pasado a nosotros”.

Los pésimos árbitros ingleses
Massimiliano Allegri, entrenador del Juventus, aseguró que el penalti, que dio la clasificación al Real Madrid en el tiempo añadido, "no fue claro". "Hablé con Sergio Ramos en el túnel y le dije que en mi opinión no era un penalti claro. Era algo gris. Es duro que te sancionen en el minuto 93 de partido tras la proeza que habíamos protagonizado”.

Mientras Chiellini, que acusaba con su gesto de frotarse los dedos índice y pulgar de su mano derecha denunciando, ante los ojos de los jugadores madridistas, que habían comprado al árbitro, señalaba en Premium TV que había asistido “al mayor robo de mi carrera deportiva, aunque estamos acostumbrados de que los árbitros ayudan siempre al Real Madrid, como ocurrió, el pasado año, en su choque con el Bayern”.

Andrea Agnelli, el joven presidente de la ‘Juve’, de 33 años, criticaba, no solo la asignación de Oliver, como el papel que Pierluigi Collina, exárbitro italiano, tiene “a la hora de designar los colegiados que dirigen los partidos de Champions de los equipos italianos”. Agnelli también acusa a su compatriota Collina "de ser contrario a implantar la tecnología, que demostraría que lo de Benatia no fue penalti, en la máxima competición del fútbol continental".

“Yo estoy convencido, seguro, de que este muchacho (en referencia a Michael Oliver, de 33 años) no dormirá bien esta noche, no puede dormir tranquilo después de haber estropeado un partido memorable con la señalización de esa jugada. Los árbitros saben cuando cometen un grave error y no les gusta que eso suceda”, siguió explicando Agnelli. Cuando le recordaron si la edad de Oliver podía justificar su comportamiento en el Santiago Bernabéu, Agnelli dijo: “A esa edad, 33 años, yo ya era presidente de la Juventus”.

Un punto importante a la hora de entender las críticas de Agnelli hacia la designación de Oliver es que, por vez primera en muchos años y competiciones importantes, Inglaterra no tendrá este año, en la Copa del Mundo de Rusia, ningún árbitro en este campeonato, debido al pésimo nivel de los colegiados de la Premier League. Es más, expertos en la materia señalan que, en estos momentos, la Premier League está tratando de preparar con mimo la formación, precisamente del joven Michael Oliver, para intentar que les represente en el Mundial de Catar del 2022.

Ramos no podrá jugar la semifinal ida
El capitán Sergio Ramos, sancionado por acumulación de tarjetas amarillas y que no pudo jugar, anoche, el encuentro de vuelta de los cuartos de final ante la Juventus (1-3), se perderá, con toda seguridad, el partido de ida de las semifinales de la Champions después de haber cometido el error, no rectificado por el cuadro técnico ni el delegado del Real Madrid, de descender del palco desde el que estaba presenciando el partido con unos amigos a la zona del banquillo del Real Madrid, con la sana intención de animar, desde el mismo césped del estadio, a sus compañeros.

Ramos no sabía y nadie le advirtió de que no podía estar ahí que, por estar sancionado, no podía presenciar el encuentro desde esa posición. Es más, no solo lo presenció, no solo animó a sus compañeros, sino que tuvo tiempo de mantener un pequeño 'rifi rafe' con Massimiliano Allegri, técnico del campeón italiano, en referencia, logicamente, al penalti señalado por el joven árbitro inglés Michael Oliver en la jugada que protagonizaron Benatia y Lucas Vázquez.

Todo parece indicar que tanto el colegiado del partido, Michael Oliver, como el delegado de la UEFA en el Bernabéu, el alemán Rainer Cort, han reflejado en su acta e informe la presencia del capitán del Real Madrid en el banquillo, en el césped, en una posición prohibida y, por tanto, Sergio Ramos se perderá la semifinal ida, cuyo rival conocerá el conjunto español mañana.

Las noticias más...