Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

NUEVO PROYECTO

Cofidis, 27 años después...

El equipo ciclista se presenta en València con los hermanos Jesús y José Herrada y Maté como la escuadra decada del pelotón sin cambiar de patrocinador

Sergi López-Egea
10/01/2019

 

Todo empezó hace 23 años en una fría mañana, casi gélida, a las afueras de la ciudad francesa de Lille. Por aquel entonces, la compañía Cofidis (la única firma que perdura como marca patrocinadora dos décadas después en el mundo del ciclismo) lanzaba a las carreteras al que podía considerarse como el primer equipo globalizado, algo normal ahora. Eran franceses, y al contrario que el resto de conjuntos del país que solo confiaba en los corredores locales, ellos apostaron también por ciclistas italianos, polacos, británicos, estadounidenses, españoles, luxemburgueses, suizos y belgas.

Han pasado 23 años. En València luce el sol. Ya no están ni Tony Rominger, ni Mauricio Fondriest, las primeras figuras del viejo Cofidis. Ahora los chicos desfilan también en varios idiomas. De Mota del Cuervo, Cuenca, vienen los hermanos Jesús y José Herrada; de Marbella, Luis Ángel Maté, al que todos llaman 'El Lince de Andalucía'. Y con ellos un colombiano que quiere brillar en las cumbres con nombre nombre naturalista, Darwin Atapuma; sin olvidar a un francés que liderará el equipo en el Tour para tratar de dominar las llegadas masivas, Nacer Bouhanni, el velocista que de pequeño quería ser boxeador.

En València comienza la nueva andadura del Cofidis, el mismo equipo que, cuando nació, contrató a un joven estadounidense con un gran horizonte, que había sido campeón del mundo en Oslo por delante de Miguel Induráin y que se llamaba Lance Armstrong. Ocurrió en 1996. A los pocos días de la firma, el ciclista que luego ganó y no ganó siete Tours comunicaba que padecía un cáncer y con metástasis.

Hace 23 años, en el solemne nacimiento del Cofidis, Armstrong se presentó tan delgado que era imposible desmentir que estuviera enfermo y sin un pelo en el cuerpo debido al tratamiento con quimioterapia. Cuando se desnudó para ponerse el uniforme del equipo todos quedaron impactados. Armstrong mostraba las cicatrices de las operaciones y, a pesar de estar casi bajo cero, quiso salir a rodar 60 kilómetros con el resto de compañeros. Llegó al Cofidis acompañado de Frankie Andreu, por aquel entonces su mejor amigo y años más tarde el primero que lo señaló angustiado por las prácticas dopantes.

Este jueves el equipo ha comenzado un nuevo año ciclista de la mano de Cédric Vasseur, como mánager general, curiosamente un exgregario de Armstrong en los años de gloria del US Postal. Todavía se recuerda la bronca que se llevó el tejano en la salida de Dunkerque (Tour 2001) porque su equipo no había convocado a Vasseur, vecino e ídolo de la zona, para la ronda francesa.

Cuando el Cofidis 1997 se presentó ante la sociedad ciclista el jefe no era otro que Cyrille Guimard. Hicieron entonces la práctica habitual años más tarde en el mundo del fútbol. Para construir el equipo ficharon a una estrella en el banquillo, al técnico que había conducido a Bernard Hinault hacia la victoria en cuatro de los cinco Tours que ganó, en dos Vueltas y dos Giros. El mismo que debutó como director en la victoria de Lucien van Impe en París (1976) y el que descubrió y acompañó a Laurent Fignon, el ciclista rebelde de París, en sus dos triunfos en los Campos Elíseos (1983 y 1984).

Las noticias más...