Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

FINAL DE LA COPA DE ÁFRICA

Copa África: Senegal y Argelia disputan una final con sabor a Premier

La Senegal de Mané y la Argelia de Mahrez se enfrentan por la hegemonía africana en la final

ALEJANDRO GARCÍA
18/07/2019

 

El egocéntrico fútbol europeo, hastiado del ritmo lento y cansino que ha deparado la Copa Africana de Naciones 2019, vive encomendado al duelo entre Mané y Mahrez para proyectar un Liverpool (ganador de la Liga de Campeones) contra Manchester City (campeón de la Premier League) en la final.

Pero el partido es mucho más. Es la gran batalla, en la final de la primera edición veraniega del torneo, entre las dos corrientes futbolísticas más poderosas del continente: la finura del norte contra la potencia del áfrica subsahariana, representadas por Senegal y Argelia, lideradas por Mané y Mahrez, los dos máximos aspirantes al trofeo de mejor jugador del torneo, por delante del máximo goleador, Odion Ighalo, que conquistó el tercer puesto en el duelo ante Túnez con un gol del delantero del Shanghai Shenhua.

Las dos estrellas de la Premier League son los grandes triunfadores de la abrumadora presencia de jugadores de clubes europeos en el torneo, con equipos liderados por aspirantes a los premios más prestigiosos del fútbol mundial fuera a las primeras de cambio, como la anfitriona Egipto, de Salah, eliminada por Sudáfrica en octavos de final.

CON MANÉ, SIN KOULIBALY

Sadio Mané, pretendido por el Madrid, es el puntal en ataque de un equipo físico, contundente e impenetrable en defensa, con solo un gol en contra en el torneo, el que recibió del argelino Belaïli en el partido que los senegaleses perdieron en la primera fase ante su rival en la final, pero con el líder indiscutible de la zaga, el central del Nápoles Koulibaly, de baja por sanción.

La victoria en la semifinal de la selección de Aliou Cisse, con un gol en propia puerta de Túnez en la prórroga, después de que cada equipo fallara un penalti; refleja el torneo poco brillante de los senegaleses, que han resuelto por la mínima todos sus cruces directos, también ante Benin, en cuartos y Uganda en octavos, camino a la que sería la primera Copa de África de su historia.

Pese a todo, la lista de nombres ilustres en Europa de Senegal no tiene parangón en el continente, con Mbaye Niang, Keita Baldé, Ismaila Sarr, Idrissa Gueye o el mediocentro Alfred Ndiaye, muy cómodo en el ritmo parsimonioso del torneo; todos complementos de primer nivel para el del Liverpool.

Argelia también es un equipo bien armado atrás, serio y ordenado, síntoma del juego cerrado que se espera en el partido, salvo aparición de los elegidos, a los que se encomienda cada ataque. El momento de magistral inspiración que vive el citizen Riyad Mahrez, acompañado por el intermitente Sophiane Feghouli y el laborioso desempeño de los delanteros, es la gran baza argelina.

EXCELSO MAHREZ

El extremo del Manchester City le dio la clasificación para la final a su equipo con un magistral gol de falta, cuando el duelo ante Nigeria se iba a la prórroga, para sumar su tercer tanto y refrendar su gran estado de forma.

La selección del argelino Djamel Belmadi es el equipo más goleador, 12 tantos, y un atractivo para todo el norte de África, con la sociedad civil marroquí, que ha celebrado las victorias argelinas como propias, a la cabeza de los movimientos que piden la reapertura de la frontera entre los dos países, cerrada desde hace un cuarto de siglo y con un muro kilométrico que marca el límite.

Los argelinos han superado en el torneo rivales de la talla de Costa de Marfil, Nigeria, Kenia o la propia Senegal en la primera fase. La final es el momento de la culminación para una Argelia que aguarda casi 30 años la reedición, desde 1990, de su único título continental.

Las noticias más...