Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

NUEVA ETAPA EN ITALIA

Cristiano enciende Turín y el Madrid de Lopetegui empieza con discreción

La Juventus presenta a Cristiano Ronaldo en Turín mientras el Real Madrid busca ilusión en el inicio de su pretemporada

ALEJANDRO GARCÍA
16/07/2018

 

El primer día sin Cristiano Ronaldo en el Real Madrid ha sido el de la presentación del portugués con la Juventus. “Fue una decisión fácil, es un paso adelante en mi carrera”, ha dicho en una comparecencia en la que ha intentado hablar lo mínimo del Madrid, dejar atrás su etapa en España y mirar al futuro.

“¿Triste? Para nada. Nunca se me pasó por la cabeza jugar en un club de estas dimensiones”, ha argumentado un Ronaldo muy tranquilo, relajado y sonriente, haciendo muecas con los periodistas entre pregunta y pregunta. “Me siento como si estuviera empezando a jugar al fútbol”, ha explicado entusiasmado.

 
Ha esbozado una media sonrisa, entre pícara y condescendiente, cuando le han preguntado por las lágrimas que dejaba en Madrid: “No creo que estén llorando”, ha dicho. “He hecho una historia brillante allí, agradecer a todos los aficionados, pero esa etapa ha terminado”, ha concluido. A primera hora de la mañana, Ronaldo había recibido el primer aliento de su nueva afición, “tráenos la Champions, Cristiano, tráenos la Champions”, le han cantado.

Nuevo proyecto
En Turín se respira euforia, ilusión y entusiasmo, incluso locura. Mientras, en Madrid, Florentino Pérez afronta su mayor reto como presidente, reflotar la ilusión de un transatlántico varado. Después del proyecto fallido de los 'galácticos', regresó a la presidencia en 2009 y consiguió, de la mano de Ronaldo, emerger entre los mejores años del Barcelona.

Aquel fichaje, gestado por el anterior presidente, Ramón Calderón, ha sido la esencia del Madrid triunfador de Florentino. Cuatro días después de la cuarta Champions en cinco años, cuando la historia empezaba a compararlo con Bernabéu, llegó el hundimiento. Zidane dimitió por sorpresa, la ingente búsqueda de entrenador terminó en un lío sin precedentes en la selección española y, tras el Mundial, la bomba mayor, el adiós de Cristiano Ronaldo.

Quisiera o no, el Real Madrid va a emprender un nuevo proyecto. La etapa Lopetegui arranca a la espera de los grandes nombres. La salida de Neymar del PSG se antoja difícil, salvo rebeldía manifiesta del jugador, pese a que el Madrid intenta mantener a toda costa la buena relación con el jeque a golpe de comunicado.

Todavía más complicado es sacar del gigante francés al ídolo local Mbappé. Mientras que la negociación con Levy por Kane asusta antes de que empiece.

Opciones en el Chelsea
La operación factible es la de los belgas del Chelsea. Según se publica en Bélgica y en Inglaterra, el Chelsea, que no jugará Champions esta temporada, dejaría salir a Courtois, que termina contrato el próximo junio, y a Hazard por 225 millones de euros. Este año la ventana de fichajes en la Premier League cierra el 9 de agosto, así que el Madrid no podrá dilatar mucho, como es del gusto de Florentino, las operaciones con Inglaterra.

Entre tanto, Lopetegui ha dirigido por primera vez a su nueva plantilla, a falta de los 14 mundialistas. “Veremos un equipo competitivo y con las ideas claras”, ha dicho en su primer día, en la web del club. “Al margen de lo que pase y de que habrá matices y situaciones que se irán solucionando en estas semanas, tendremos una plantilla buenísima y preparada”, ha completado hablando sobre los fichajes.

La atracción en el primer día ha sido Vinicius Junior, el brasileño, que acaba de cumplir 18 años y costó 45 millones de euros, llega con la vitola de gran promesa y con la misión de convencer a Lopetegui y formar parte de la primera plantilla.

Gareth Bale, que tras la final de la Champions exigió más minutos, se ha encontrado un panorama inmejorable. La venta de Ronaldo y la ausencia de fichajes le colocan en la línea de salida para heredar el trono de líder. Además, la llegada de Lopetegui da una segunda vida a jugadores como Ceballos o Vallejo, que no contaron con minutos en año pasado. También se han incorporado al trabajo Benzema, Theo Hernández, Fede Valverde y Kiko Casilla.

En la puerta de salida están Luca Zidane y Borja Mayoral, en busca de minutos, mientras que el que ya ha atravesado el umbral es Coentrao, que ni ha acudido este lunes a Valdebebas.

Las noticias más...