+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL MUNDIAL DE BALONCESTO

EEUU gana pero no impresiona ante la República Checa

Donovan Mitchell, con 16 puntos, destaca en el primer triunfo para el equipo de Popovich (67-88)

 

Kemba Walker, el base de EEUU, intenta una entrada a canasta entre defensores checos - WU HONG (EFE)

LUIS MENDIOLA
01/09/2019

Estados Unidos cumplió con su papel de favorito en el estreno en el Mundial. La República Checa, con el papel de víctima. Pero por el resultado final, una victoria holgada pero sin alardes (67-88), podría decirse que el equipo de Gregg Popovich no asusta.

Sus principales referentes, casi todos exteriores, volvieron a estar en primera línea. Donovan Mitchell, el excompañero de Ricky Rubio en Utah, fue el que más destacó con 16 puntos. Pero también lo hizo Kemba Walker, el base de los Celtics, con 13. y Harrison Barnes (14 puntos en 19 minutos), lo más parecido a un ala-pívot en el banquillo americano.

Estados Unidos no es, desde luego, la apisonadora del Mundial de España, de hace cinco años, donde se reunieron Irving, Curry, Harden o Anthony Davis. Tampoco el de los Juegos de Río de hace tres años, donde Irving se asoció con Kevin Durant, Pau George o Carmelo Anthony. Es mucho más terrenal. Pero cuenta con clase, físico y pegada para encadenar su tercer título mundial. Habrá que ver si le basta, porque el talento ha ido creciendo en todo el mundo y hay selecciones convencidas de que están a la altura del desafío.

MÁXIMA INTENSIDAD

Frete a la República Checa, un equipo de clase media en Europa, donde luce el exazulgrana Satoransky (17 puntos), demostró la selección estadounidense que no está dispuesta a hacer concesiones. Jugó de principio a fin al máximo de revoluciones, sin levantar el pie del acelerador porque no se puede permitir otra cosa. Es un golpeo constante, en el que a veces encadenan alguna racha letal en ataque. A la que flojea, los equipos los ponen en aprietos, especialmente con un buen lanzamiento exterior o cuando lo obligan a atacar en estático.

Ante la falta de tiempo para generar la química de otros equipos, Popovich quiere hacer bandera de la intensidad, de la agresividad defensiva, de la velocidad y a partir de esas premisas fue construyendo EEUU su triunfo. La pequeña brecha inicial (14-17 en el primer periodo) fue abriéndose poco a poco, para consolidarse en la segunda mitad. Es difícil seguir el ritmo a los americanos y que no fallen las fuerzas. Habrá que estar mucho más atentos este martes frente a Turquía, un rival con mucho más arsenal.

Republica Checa: Satoransky (17), Bohacik (13), Hruban (13), Auda (4), Balvin (7) -cinco inicial- Kriz (-), Palyza (3), Peterka (5), Pumprla (2), Schilb (3), Sirina (-), Vyoral (-).

EEUU: Walker (13), Mitchell (16), Tatum (10), Barnes (14), turner (4) -cinco inicial- Brown (2), Harris (9), Brook López (2), Middleton (8), Plumlee (-), Smat (4). White (6).