Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

automovilimo

Fernando Alonso prolonga su carrera como 'pruebacoches'

El piloto examina cuatro prototipos en 18 días en Suráfrica, Francia, Baréin y EEUU

MIGUEL MARTÍNEZ
11/04/2019

 

Durante 18 años Fernando Alonso abría un ojo cada mañana sin saber si se levantaba de la cama en Asia, América, Europa o Australia. Ha dejado la F-1, pero no ha bajado el ritmo. Sigue sin saber en que país se despierta, pero ahora, además, tiene que hacer memoria para saber qué tipo de coche conducirá esa mañana. En 18 días ha pilotado el Toyota Hilux del Dakar en Suráfrica, el Toyota Hybrid del Mundial de resistencia en Francia, el McLaren de F-1 en Baréin, y acaba de regresar de su primer test en EEUU con el McLaren-Carlin de la Indy, cuatro coches que no se parecen en absolutamente nada. Como si Rafa Nadal jugara un torneo de tenis, otro de pádel, uno de badminton y acabara zurrándole a la pala vasca.

EN EL DESIERTO DE KALAHARI

El 28 de marzo, se subía en el desierto del Kalahari al Toyota Hilux V8 con el que Al-Attiyah se impuso en el último Dakar. Era importante para conocer sus sensaciones para su participación el mítico raid. Voló directamente a Baréin para pilotar el McLaren de F-1 en los test de los días siguientes al gran premio bareiní y ayudar en el desarrollo del coche a Carlos Sainz y Lando Norris. En Manamá tomó un avión a Marsella, para realizar entrenamientos con el Toyota Hybrid en el Paul Ricard con vistas a las 6 Horas de Spa y las 24 Horas de Le Mans que pondrán fin al mundial de resistencia que quiere ganar. Y esta misma semana, ha completado en Texas el primer test con el McLaren-Carlin con el que afrontará las 500 Millas de Indianápolis.

Me ha sorprendido la resistencia del coche a todo lo que se le puede forzar, dijo al bajarse del Toyota Hilux, un pick-up de 2.500 kilos y 350 caballos diseñado para correr por las dunas y pedregales del desierto. El coche es mejor que el año pasado, tanto en motor como en aerodinámica, es una buena base para progresar durante la temporada, apuntó al bajarse del McLaren de F-1, un monoplaza de 900 caballos y poco más de 600 kilos, hecho para carreras de 300 kilómetros y hora y media.

Siempre agradeces estas pruebas. No dejas de mejorar, resaltó tras completar dos días de test con el Toyota Hybrid, un vehículo carrozado de 1.000 caballos de potencia y una tonelada de peso preparado para carreras de 24 horas y tres conductores diferentes

Y para rematar las dos semanas, Alonso se fue a Texas para probar el coche de las 500 Millas de Indianápolis que McLaren ha preparado junto al equipo Carlin, un coche completamente asimétrico que solo gira a la izquierda, preparado para aguantar una enorme fuerza centrífuga en los óvalos. Ha ido bien. Ha sido bueno volver a rodar en un óvalo, con un reglaje específico para este circuito en el coche. Es una sensación fuerte, a la que tengo que volver a habituarme, explica el asturiano.

LAS 24 HORAS DE DAYTONA

Alonso comenzó 2019 venciendo en las 24 Horas de Daytona otro campeonato, otro coche completamente diferente, el Cadillac venció de nuevo en las 1.000 Millas de Sebring con Toyota, y aún tiene por delante las 6 Horas de Spa venció el año pasadoel primer fin de semana de mayo, para centrarse completamente en las 500 Millas de Indianápolis, su gran objetivo: Absolutamente, asegura, pero sabe de la dificultad de anotarse un triunfo que tuvo en su mano dos años atrás, cuando el motor Honda del equipo Andretti dijo basta a 20 vueltas del final.

Este año es un equipo nuevo, no tenemos la experiencia de Andretti, la reglamentación ha cambiado respecto a la aerodinámica Será difícil. El entrenamiento en Texas es solo el primer paso. Se trataba de sentirme cómodo con el coche, con el asiento, los pedales, los resposacabezas, el volante.... Son este tipo de cosas con el que se empieza el trabajo. Para el equipo es importante también empezar a entendernos, quién hace qué en cada momento, acostumbrarnos al rol de cada uno, probar cosas básicas como el funcionamiento de la radio...

Alonso cree que habrá tiempo de llegar preparados al último fin de semana de mayo, cuando 300.000 personas abarroten el óvalo de Indianápolis y el asturiano busque el triunfo que cierre la Triple Corona. Además de todo, necesitas suerte, necesitas que la carrera te elija a ti.

Las noticias más...