+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

MOTO GP

La fuerza de Márquez

Los rivales del lider de MotoGP muestra su admiración por su agresividad y capacidad de adaptación a una Honda, que no está entre las mejores motos

 

La fuerza de Márquez - RAFFAELLA GIANOLA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
23/08/2016

Marc Márquez (Honda), líder del Mundial de MotoGP con 53 puntos más que el veterano italiano Valentino Rossi (Yamaha) y 59 más que el tricampeón mallorquín Jorge Lorenzo (Yamaha) cuando faltan aún siete grandes premios (175 puntos), continúa despertando la máxima admiración en el paddock de MotoGP y no solo por sus números, victorias, gestas, espectáculo en la pista y títulos. Desde que, en 2013, Márquez apareciese entre los ‘reyes’, convirtiéndose en el campeón más joven de la historia, ocupando la plaza que tenía el norteamericano Freddi Spencer (Honda), jamás ha dejado de sorprender a sus colegas, que ahora admiran su astucia, perseverancia, experiencia y agresividad para liderar el campeonato de MotoGP con la que todos consideran una de las peores Honda de las últimas décadas. 

EL JOVEN 'REY' DE MOTOGP

Desde que el ‘nen de Cervera’ pisó MotoGP se han disputado 62 carreras y él ha ganado 27 por 20 de Lorenzo, el único que le ha arrebatado un título, el del pasado año, 9 de Rossi y 6 de Dani Pedrosa, el único piloto que siempre ha ganado, al menos, un GP desde que está en la categoría ‘reina’. Márquez está, con 10 años menos que Mick Doohan (23 contra 33), a punto de igualar las 54 victorias mundialistas del campeonísimo australiano y, con seis años menos que Lorenzo y 14 menos que el ‘Doctor’, ya poseen las mismas ‘poles positions’: 63.

“Yo, la verdad, lo veo inaccesible. Lo voy a seguir intentando, ¡claro que sí!, estoy es muy largo, quedan siete carreras, 175 puntos, pero de la misma manera que en Spielberg bromee diciendo que ni con 100 grandes premios más lo alcanzaría, ahora, viendo como se defendió en Brno, que acabó junto a mí en el podio, habiéndose equivocado de neumáticos, creo que está en un momento de forma espléndido, bellísimo, que diríamos los italianos. Está impresionante en todos los terrenos y condiciones”, reconoció el mismísimo Rossi en Brno. 

TOMANDO RIESGOS

“Está pilotando muy al límite, porque sabe que tiene una moto inferior a la nuestra y a la Ducati”, comentó Lorenzo, el sábado de Brno. “Lo que le falta a la moto, lo está poniendo él de su parte, arriesgando un montón. Demasiado. Está comprando muchos números de lotería para caerse y, cuando uno compra tantos números, acaba tocándole”. Lorenzo es, precisamente, el único que gana a Márquez en algo este año, pues el catalán tiene más puntos que todos (197), más victorias (3, las mismas que el mallorquín), más podios (9 de 11 carreras) y más ‘poles’ (5 de 11), pero el tricampeón de Yamaha ha sido 71 vueltas líder y Márquez, 48, dos menos que Rossi (50). 

“No es mi intención provocar la admiración de los demás por mis números o mi situación al frente del Mundial, pues soy perfectamente consciente de que soy líder porque los demás están fallando, teniendo problemas o mala suerte, como 'Vale' con el motor en Mugello o Jorge, con el neumático delantero en Brno”, comenta con su sinceridad de siempre Márquez. “Lo que sí que es verdad es que nuestra moto tiene problemas, especialmente de aceleración, de velocidad punta, pero no pienso quejarme más, no tiene sentido y, además, el trabajo de la fábrica y mi maravilloso equipo de técnicos y mecánicos ha hecho que mi Honda sea competitiva y con ella vamos a seguir peleando por el título, sin perder la cabeza y, desde luego, llegando en cada carrera al máximo que podamos llegar. El pasado me ha enseñado mucho y procuro no repetir los errores de fogosidad de antes”. 


LA ADMIRACIÓN DE CRUTCHLOW

Quien más boquiabierto y admirado está por el Mundial, el estilo, la agresividad y, sobre todo, los resultados de Márquez es el nuevo y recientemente vencedor en Brno, el veterano Cal Crutchlow, de 30 años, que, 98 carreras después, se ha subido a lo más alto del podio y ha roto 35 años de sequía del mítico y glorioso motociclismo británico en una categoría donde fueron los amos. “Solo puedo decir, que Marc está en otra dimensión. Solo hay que mirar mis resultados el sábado y los de Dani (Pedrosa), para ver que Marc es algo especial, muy especial”, señaló Crutchlow a solomoto.es.

Ese día, sábado de Brno, Márquez logró su quinta 'pole' de la temporada en una vertiginosa vuelta que culminó con una adelantamiento suicida, por el interior, a Rossi, en la curva de entrada en meta y clavó el 1.54.596 minutos, el giro más veloz jamás dado en el trazado checo. Y Pedrosa acabó noveno, a ¡1.245 segundos! Y Crutchlow acabó décimo, a ¡1.334 segundos! Una barbaridad. “El día antes”, continúa explicando el campechano piloto británico, “mire y analice la telemetría de Marc, pues Honda nos permite a todos sus pilotos acceder a ella. Y vi que Marc frenaba ¡20 metros! más tarde que yo, así que me dije ‘lo voy a intentar’. En el ensayo matinal del sábado, frené, sí, como Marc y salí volando, tanto que mi moto se destrozó, saltando hasta las gradas y mis mecánicos se pasaron 16 horas reconstruyéndola. Insisto, Marc está en otra dimensión". 

LA MOTO NO ES LA MEJOR, NO

Crtuchlow ganó el domingo con esa moto reconstruida y le dio el primer triunfo, en muchos años, al equipo LCR Honda tras acumular, el sábado, su caída nº 16 de la temporada, manteniéndose líder en destrozos. “Nakamoto, el jefe, dice que el problema es de la nueva centralita electrónica y, no, también del chasis y del motor, que, encima, no lo podemos tocar en todo el año”, señala Crutchlow sin pelos en la lengua. “Es Marc quien obra el milagro de hacer correr esa moto”, añade, para concluir: “A mí me das su moto y sigo donde estoy; a Marc, le das la mía, y sigue donde está, líder del Mundial”.