+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

la ronda española

Gesta sin premio para Marc Soler en la Vuelta

El ciclista catalán se fuga a 84 kilómetros de la Farrapona pero el francés Gaudu le quita la victoria al esprint, a las puertas del Angliru

 

Marc Soler, con cara de sufrimiento, camino de la cumbre asturiana de la Farrapona. - MIGUEL RIOPA / AFP

Sergi López-Egea
31/10/2020

Qué difícil es ganar. Y si no, solo hace falta preguntárselo al conjunto Movistar. Ellos que cada temporada estaban acostumbrados a cosechar un cesto de victorias con Alejandro Valverde este año solo llevan dos triunfos, y ambos con Marc Soler, que este sábado en La Farrapona se quedó con la sensación de que tocaba la victoria con la punta de los dedos, quizá se precipitó un poco a la hora de impulsarse en el esprint, pero el resultado no fue el que quería. Victoria para el francés David Gaudu y Soler conformándose con la segunda plaza.Qué difícil es escaparse también en una etapa asturiana cargada de montaña, felizmente celebrada sin lluvia y también, pero eso ya se sabía, sin público en las cunetas. Porque no es habitual que un corredor situado entre los diez primeros de la general se fugue a 84 kilómetros de la meta, conecte con el grupo de escapados, vuelva a intentar irse en solitario a 25 de la llegada, rompa otra vez la cabeza de carrera a 5 kilómetros de la cima y pierda luego el premio de la victoria en duelo con Gaudu.

¿Se precipitó al final?Seguramente, pero con las piernas cargadas, con las ganas de victoria, cuando se ve tan cerca, cuando se han superado todos los obstáculos, hay que tomar decisiones y, a veces, es mejor perder por ser ofensivo que caer derrotado por no haberlo intentado. Por esta razón, este sábado, en su hotel asturiano, Soler no deberá irse a dormir enfadado, quizá disgustado por no ganar la etapa, pero con la conciencia tranquila por el buen trabajo, por su agresividad, por su constancia y por su carácter batallador que lo situaron en la sexta plaza de la general que encabeza Primoz Roglic, con Richard Carapaz empatado a tiempo y con Enric Mas justo por delante del ciclista catalán.

Dos ganadores del Tour del Porvenir

"Seguramente me precipité al final y el último tramo se me hizo largo pero sigo con buenas sensaciones y, además, he logrado recortar tiempo", explicó Soler que cayó ante uno de los ciclistas, Gaudu, de 24 años, que dispone de todo el cariño de Francia para que continúe escalando posiciones más allá de la Farrapona para seguir la ruta trazada, con más o menos acierto, por Julian Alaphilippe, Romain Bardet y Thibaut Pinot, su compañero y jefe de filas.

Gaudu ganó el Tour del Porvenir --último francés en hacerlo-- en el 2016, justo al año siguiente de lograrlo Soler. Y ambos estaban llamados a ser las grandes referencias del ciclismo del futuro. Pero, sin acabar de explotar ninguno de los dos hasta ahora, llegó por detrás el ejército de jóvenes rebeldes veinteañeros encabezados por Tadej Pogacar para comérselos a todos y para ganar cualquier carrera, incluido el Tour, sin ningún tipo de complejo o vergüenza.

La mirada puesta en el Angliru

La Vuelta se serenó en la montaña tras los pasos de Soler, con Roglic y su séquito del Jumbo controlando solo que el catalán no les sacara un tiempo escandaloso, posiblemente porque hay tanto miedo a la subida de este domingo al Angliru que era mejor resguardar las fuerzas para una montaña en la que se prevé que los ciclistas llegarán uno a uno, como hacían los héroes del pasado. "Solo conozco el Angliru por los vídeos pero creo que jamás he subido un puerto tan empinado. A ver qué es lo que pasa", confesó Roglic, al que tampoco se le vio muy preocupado por la dureza de la cumbre asturiana. Y es que cuando un ciclista está fuerte, pero fuerte de verdad, no hay montaña que se le resista por mucho respeto que se le tenga al Angliru."Vamos a llegar uno a uno a la cima. Será un gran espectáculo", pronosticó un Roglic más charlatán que nunca para dar impulso a una etapa que debe ser clave y decisiva en esta Vuelta que se corre inusualmente ahora por culpa de la pandemia, al menos acompañada por todos los bellos colores del otoño.

Todas las clasificaciones en la página oficial de la Vuelta.