Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Men� Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

FÚTBOL

¿Hubo algo turbio en el Sporting-Villarreal en el que se salvaron los asturianos?

La Liga investiga el partido tras las insinuaciones de Paco Roig sobre la destitución de Marcelino

EL PERIÓDICO
02/09/2016

 

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) está investigando el partido Sporting de Gijón-Villarreal, de la última jornada de la temporada pasada, en el que el equipo asturiano logró la permanencia en Primera División tras ganar por 2-0. 

El presidente del Villarreal, Fernando Roig, insinuó este jueves que la imagen que ofreció el equipo en ese encuentro fue clave en la decisión de destituir a Marcelino García Toral como técnico de la primera plantilla antes de comenzar la presente temporada. 

LOS DESEOS DE MARCELINO
El Villarreal afrontó aquel partido con la cuarta plaza asegurada y sin posibilidad de mejorar la clasificación, mientras que el Sporting se jugaba la permanencia.

En los días previos al encuentro, Marcelino, criado deportivamente en Mareo, admitió abiertamente que su deseo era que el Sporting se salvase y que decir otra cosa sería mentir. El Sporting de Abelardo Fernández ganó ese partido y el rendimiento del Villarreal fue duramente criticado por sus rivales en la lucha por no descender.


"En este club las decisiones las tomas el presidente. Lo bueno y lo malo. Por ello las decisiones que se han tomado este verano las he tomado yo y la decisión de destituir al técnico anterior la he tomado yo y la tomé porque las cosas no me gustaban", dijo Rog ante los medios. 


"Este es un problema que viene de final de temporada. Es un problema de honradez del Villarreal. No puede venir alguien -en referencia a Marcelino- y hacer algo que va en contra de lo que este club cree y piensa que se debe hacer", añadió. 

"Esta no es una cuestión de jugadores, ni de Musacchio [se dijo que Marcelino había tenido una acalorada discusión con el central argentino], ni de nada de eso. Es un problema de que se hicieron las cosas como no se debían y ante esta situación decidí tomar una decisión", agregó. 

Además, aseguró que no se decidió destituir a Marcelino en aquel momento debido a que el equipo acabó la temporada en la cuarta posición y no querían cambiar, pero añadió que "las cosas ya no funcionaban bien y los signos que había eran malos". 

La destitución de Marcelino se produjo pocos días antes de que el equipo afrontara la eliminatoria previa de la Liga de Campeones ante el Mónaco y se fichó contra reloj a Fran Escribá. El equipo cayó en esa ronda y se quedó fuera de la fase de grupos de la Liga de Campeones. 

AMBIENTE ENRARECIDO


Roig señaló que nota que el ambiente no es bueno, que está enrarecido y le entran ganas de descansar, pero afirmó que afrontan "una temporada ilusionante" y que no ve el motivo del nerviosismo y la crítica que rodean al equipo. 

"A todos nos hubiera gustado estar en Champions, pero no pudo ser y ahora estamos en la Liga Europa, pero sinceramente no me parece que estemos mal. Me gustaría ver cuántos equipos firmarían estar como estamos nosotros", concluyó. 

Las noticias más...