Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA REVELACIÓN DEL ATLETISMO ESPAÑOL

Husillos: "Si he sido campeón, puedo volver a serlo"

El campeón mundial de 400 metros descalificado en Birmingham apunta ahora al Europeo de Berlín

JOAN CARLES ARMENGOL
28/04/2018

 

Óscar Husillos (Astudillo, Palencia, 1993) demostró este invierno, a sus 24 años, que puede hacer grandes cosas en el atletismo. Ganó los 400 metros de los Mundiales en pista cubierta de Birmingham con una marca estratosférica para descubrir, poco después, que había sido descalificado por pisar una vez la línea interior de su calle en curva. La gloria y la decepción, el cielo y el infierno en el espacio de pocos minutos es lo que vivió este atleta del Barça que promete grandes tardes de gloria.

-¿Ha digerido ya el mazazo de su descalificación en Birmingham?

-Le sigo dando vueltas, no lo puedo negar, pero es un momento de mi carrera deportiva con el que tengo que vivir. Sigo viendo la carrera de vez en cuando para analizar la forma en que corrí y ver el momento en que fui campeón del mundo. Tuve mis 10 o 15 minutos de gloria.

-¿Y cómo lo analiza ahora, un mes y medio después?

-Lo veo como un disgusto y una oportunidad, al cincuenta por ciento. Lo que ocurrió es también una oportunidad de ser más ambicioso y darme cuenta de que si lo he hecho una vez, lo puedo hacer más veces, directamente. Si he podido ser campeón y se me escapó por un pequeño detalle, puedo volver a serlo. Tras lo sucedido en Birmingham, yo creo que mis rivales también me tendrán respeto porque ven que soy uno más en la lucha por las medallas.
 
Husillos, en el Mundial de Birmingham del que luego fue descalificado. /ALASTAIR GRANT (AP)

-¿Cree que fue justa la descalificación?

-Yo digo que sí. Según las normas, pisar una sola vez en curva es suficiente para que te echen. Yo salí a quedar campeón del mundo porque sabía que podía hacerlo. La adrenalina del momento, la ambición, la expectación de la gente… Todo eso hizo que en aquel momento me acercara demasiado a la línea, y la pisé. Todos tenemos que estar en las mismas condiciones. El día anterior descalificaron a una serie entera, y en total a 11 atletas. Si a mí o al subcampeón, Luguelín Santos, nos hubieran recalificado, habría habido un lío enorme entre los países afectados.

-Lástima, porque vaya marcón que hizo: 44.92 segundos, nuevo récord de Europa 'indoor' y mejor marca española de siempre, incluidos los 44.96 de Gaietà Cornet al aire libre de hace casi 29 años.

-Sí sí, era un registro que establecía varios récords. Pero se quedó ahí. Lo bueno es que para mí, para mi entrenador, para todo el mundo, la marca está ahí. Ahora toca intentar repetirla, o incluso mejorarla, con trabajo y esfuerzo. Veremos hasta dónde soy capaz de llegar, tanto este verano como en mi carrera deportiva.

-De todas maneras, con descalificación o sin ella, el balance que hace de este invierno debe ser bueno.

-Muy bueno, diría yo. Me quedo con la sensación de que gané todo lo que corrí, ocho o nueve carreras. Aparte de las marcas, con récords de España de 200 (20.68) y 400 metros (45.69), estuve invicto todo el invierno. Y todavía siento que puedo dar más en verano, cuando intentaré seguir con la misma dinámica.

-Ahora queda refrendarlo todo al aire libre, claro…

-Eso es, hay que plasmarlo ahí. Yo soy un buen corredor de 'indoor', me gusta y por naturaleza corro bien a cubierto. El aire libre es más complicado: ocho calles, más rivales, las inclemencias del tiempo… Hay que verse en toda estas situaciones.

-Este año hay un Europeo en Berlín.

-Y ese es mi objetivo, sin duda alguna. Mi meta ahí no es solo entrar en la final sino luchar por las medallas. En Birmingham, vistas las inscripciones, sabía que podía luchar por las medallas. Lo mismo sucede cara a Berlín, donde veo que puedo luchar por el podio. El Campeonato de Europa es nuestro campeonato, y si he ganado al checo Pavel Maslak tres veces en pista cubierta, también puedo hacerlo al aire libre.

-Además, está el objetivo de batir el récord de Cornet en 400 metros, ¿no?

-Sí, será otro de mis objetivos, que va ligado al anterior. Para estar en una final europea debo estar de todas formas por debajo de 45 segundos, o sea que los dos objetivos se funden en uno. El año pasado no tenía del todo el récord de 44.96 en la cabeza, pero en la semifinal del Mundial de Londres salí a por todas y quedé muy cerquita (45.16). Si lo puedo batir en pista cubierta, también puedo hacerlo al aire libre.
 
Óscar Husillos , en uno de sus récords. / J. M. GARCÍA (EFE)

-¿Se centrará solo en los 400 metros?

-Internacionalmente, sí. No quiero dejar apartado el 200 del todo, y lo correré en pruebas de clubs, con el Barça, y en algunas competiciones más. El récord de 200 de Bruno Hortelano, en los Juegos de Río (20.12) está un poco lejos.

-Hablando de Hortelano, ¿no tiene ganas ya de correr contra él?

-Ojalá podamos encontrarnos en algún 200, porque sería un gran duelo para nosotros y para los espectadores. Se juntarían la sensación del 2016 con la revelación del 2017-18, y eso sería muy positivo para el atletismo español, con el morbo que nos daría también a nosotros encontrarnos en una carrera.

-¿Cómo explica su eclosión de los últimos meses?

-Me he profesionalizado más. Al principio me tomaba el atletismo casi como un ‘hobbi’, una actividad más. En el momento en que empiezas a ganas y a sentirte importante te das cuenta de que con más entrenamiento y sacrificio puedes llegar a hacer algo grande. Pero aún hoy no me veo como un atleta fuerte, ni explosivo, ni rápido, ni tampoco que aguante muy bien los 50 metros finales en un 400. Ahí es donde tengo que perfeccionar para ser un atleta mejor.

Las noticias más...