+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FÚTBOL

La Junta autoriza venta de entradas para playoff de ascenso a Segunda B

El número de entradas se reduce a 1.250 por equipo

 

Estadio Romano, donde se jugará el playoff de ascenso. - MÉRIDA AD

EFE
11/07/2020

La Dirección General de Deportes de la Junta de Extremadura ha comunicado a la Federación Extremeña de Fútbol la autorización para la venta de entradas para los partidos del playoff de ascenso a Segunda División B, que se disputarán el 18 y 19 de julio, en Mérida. La venta se había paralizado el pasado lunes para adaptar los protocolos de seguridad.

Según ha informado en un comunicado el Ejecutivo extremeño, la decisión se adopta después de la reunión mantenida entre la Dirección General de Deportes, la Dirección General de Salud Pública y la Federación Extremeña de Fútbol (FExF) en la que se ha supervisado el protocolo de prevención y seguridad frente a al covid-19 que ha elaborado la Federción Extremeña de Fútbol.

Los encuentros los disputarán el Villanovense y el Extremadura B, el sábado 18 de julio a las 22.00 horas; y el Coria y el Cacereño, el domingo 19 de julio a las 22:00 horas, en ambos casos en el Estadio Romano de Mérida. La final está programada para el sábado 25, en el mismo escenario, a las 20.45.

El número de entradas autorizado será de 1.250 localidades por equipo y encuentro, con lo que el aforo máximo permitido en cada partido será de 2.500 personas en un estadio con capacidad para unos 15.000 aficionados, por lo que supondrá un 17 por ciento del aforo.

Cada club tendrá 500 entradas en Tribuna o Preferencia, según la zona adjudicada, y 750 en los fondos.

El protocolo
La FexF ha planteado un protocolo de higiene y seguridad que establece, entre otros procedimientos, la venta previa de entradas; la toma de temperatura y la identificación de los aficionados en el acceso al estadio y franjas horarias de acceso para los aficionados de cada club a partir de la zona de localidades que tienen asignada, así como distanciamiento social de 2 metros, tanto en la zona de banquillos como en la zona de graderío entre los espectadores.

Para garantizar la distancia de seguridad entre butacas, se anularán mediante señalética aquellas que no sea posible ocupar y existirán caminos diferenciados para la entrada y salida, así como circuitos de movilidad para la circulación de los espectadores dentro del estadio, todo ello debidamente señalizado mediante cartelería o marcas en suelo.

La movilidad de los espectadores se restringirá a la zona en la que esté ubicada su entrada y existirán seis zonas en total, no siendo posible cambiar de zona durante el transcurso del partido.

El acceso al estadio se regulará en un primer anillo señalizado con las medidas obligatorias adoptadas (distanciamiento, uso obligatorio de mascarilla y gel hidroalcohólico) que serán controladas por la policía local y seguridad privada.