Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MUNDIAL DE MOTOGP

Lorenzo logra, por fin, su primera victoria con Ducati

"Es el día más feliz de mi vida", dice el mallorquín, que lideró de principio a fin el GP de Italia, donde Márquez se cayó, que se levantó y acabó 16º sin puntuar El Mundial, que estará en Barcelona en 15 días, se encoge algo y Rossi, tercero, se acerca a 23 puntos de Márquez, Viñales a 28 y Dovizioso a 29

EMILIO PÉREZ DE ROZAS / Mugello / Enviado especial
03/06/2018

 

Tremenda victoria de Jorge Lorenzo en Mugello, en Italia, en la casa de Ducati, ante las aficiones de Valentino Rossi, ante las gentes de Andrea Dovizioso y fue él, el tricampeón mallorquín que había ganado antes aquí, en Italia, hasta seis veces, quien provocó la fiesta de la hinchada de la fábrica roja de Borgo Panigale. Lorenzo, que no ganaba desde el Gran Premio de Valencia, en noviembre del 2016, que se pasó todo el año 2018 sufriendo sin conseguir hacerse con los mandos de la maltratadora ‘Desmosedici’, ha logrado hoy una victoria impresionante, su primer triunfo con Ducati, recordando los de ‘Dovi’ y los del australiano Casey Stoner, que estaba en el box rojo.

La carrera, que tuvo peleas preciosas entre varios pilotos italianos como Valentino Rossi (Yamaha), Danilo Petrucci (Ducati), un soberbio Alex Rins (Suzuki) y Andrea Iannone (Suzuki), tuvo como protagonista negativo al líder del Mundial y tetracampeón del mundo, el catalán Marc Márquez (Honda), que, tras una salida brutal, llegó segundo a la primera curva, a San Donato, empujó a ‘Petrux’ en la cuarto curva y, cuando era comodamente segundo tras el portentoso Lorenzo, se cayó en la curva de la Arrabiata 2, la misma en que cayó en los test de hace algunas semanas. Se acostó sobre el asfalto, hizo palanca con el brazo, el codo, la rodilla y el culo, pero no logró levantar la moto, no.

Gran doblete de Ducati
Esa caída, que no supuso su abandonó (cosa que sí ocurrió, por última vez en carrera, en Le Mans 2017) pues el ‘nen de Cervera’ siguió corriendo, cruzando la meta en 16ª posición, marcó la carrera, pues permitió que un soberbio Lorenzo se escapase, perseguido por su compañero ‘Dovi’, que debió de conformarse con la segunda plaza, pues, al final, la diferencia del tricampeón mallorquín, del hombre del martillo, fue de más de seis segundos. Eso sí, gran doblete de Ducati, uno de cuyos jefes, Claudio Domenicali dijo, en Le Mans, que Jorge era “un gran piloto, que no se había adaptado a nuestra moto” y, de inmediato, Lorenzo le respondió: “Perdón, no soy un gran piloto, soy más que eso, soy un tricampeón”.

Y, sí, el tricampeón que ha ganado hoy su gran premio nº 66, su victoria 45 en MotoGP, y le ha costado 24 grandes premios vencer con la Ducati, cuando a ‘Dovi’ le costó la friolera de 70 carreras. Un año 6 meses y 19 días después de Valencia-2016 (Yamaha), Lorenzo conquista lo más alto del podio delante de los dos mitos de Mugello, Dovizioso y Rossi, que, al final, alcanzó el ‘cajón’.

“¿Mucha gente ha dicho que mi método no era el adecuado y yo dije que tenía que ahorrar energías y esa pieza del depósito que me permite pilotar más cómodo, con menos desgaste físico, he podido conducir como quería, como sabía, como siempre. Así que, sí, mi estilo también sirve para ganar con Ducati”, dijo eufórico el tricampeón mallorquín.

Lorenzo, eso sí, estaba eufórico "porque Lorenzo nunca miente, dije que ganaría con esta moto, como dije que ganaría cuando cogí la Derbi y me costó, y lo he logrado". Eso sí, también tuvo palabras casi, casi, de despedida, pues comentó que "lástima que los ingenieros de Ducati no me hiciesen caso, no me creyesen, antes cuando les pedi la mejora del motor que llegó en Jerez y la pieza del depósito que me permite ahorrar energias, pilotar más suave y ser más competitivo. Si me hubiesen hecho caso antes, igual la historia hubiera cambiado".

Palabras de despedida de Lorenzo
La historia "que hubiese cambiado", a la que se refiere Lorenzo, es que es seguro que, el año que viene, abandonará Ducati y volverá a Yamaha, con una moto oficial como la de Valentino Rossi y Maverick Viñales. "Este es, puede, el día más feliz de mi vida. Ganar con Ducati y ganar en casa de Ducati". Repito, si Ducati le hubiese permitido ganar antes, el tricampeón mallorquín no hubiese meditado el cambio de marca y de equipo con vistas a los dos próximos años, sus dos últimas temporadas en activo. "Si me hubiesen suministrado estas modificaciones antes --terminó diciendo Lorenzo en la conferencia de prensa, junto a Dovizioso y Rossi--, ahora podría asegurar que seguiré el año que viene en el equipo, pero no puedo asegurarlo".

 “No estoy del todo contento, no, creo que tomamos una decisión equivocada con el neumático delantero y eso me hizo perder la carrera, como le ha ocurrido a ‘Vale’ y Jorge, que ha hecho una gran carrera, se nos ha escapado. Un doblete con Ducati no está mal y, además, se ha caído Marc (Márquez) y estamos más cerca de él”, contó Dovizioso feliz, muy feliz.

“Estoy contento porque ha sido una carrera muy dura, hemos tenido que competir con el delantero duro y he sufrido mucho, pero, al final, ha ido bien y he podido apretar a los delanteros y conseguir otro podio, feliz, feliz, era el objetivo el ‘cajón’”, comentó Rossi, cuyo podio de hoy es el número 230.

Clasificación del Mundial de MotoGP
1. Marc Márquez (España), 95 puntos; 2. Valentino Rossi (Italia), 72; 3. Maverick Viñales (España), 67; 4, Andrea Dovizioso (Italia), 66 y 5. Johann Zarco (Francia), 64.

Las noticias más...