+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FUTBOL DIECISEISAVOS DE LA COPA DEL REY.

El Madrid, sin pólvora en Murcia

 

Benzema, que no aprovechó su oportunidad, pugna con Groba. - Foto:AFP

A. M.A. M. 27/10/2010

MURCIA: Dani Hernández; Ander Gago, Luciano, Iván Amaya, Oscar Sánchez; Carles, Richi, Miguel Albiol, Dani Aquino (Pedro, minuto 57); Cañadas (Mario Marín, minuto 64) y Kike (Rosquete, minuto 77).

REAL MADRID: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Raúl Albiol, Arbeloa; Mahamadou Diarra, Granero (Khedira, minuto 62), Pedro León, Canales; Cristiano Ronaldo (De María, minuto 69) y Benzema (Higuaín, minuto 62).

ARBITRO: Miguel Angel Ayza Gámez, del comité valenciano. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Dani Aquino (44´) y Carles (90´) a los visitantes Mahamadou Diarra (19´) y Canales (74´).

Otro trago amargo y otra lastimosa entrega del Madrid, que no pudo con el Murcia y que tendrá que esperar al encuentro de vuelta para enderezar una eliminatoria cuyo choque de ida se cerró con un triste 0-0. Ni el ultimátum de Mourinho a los jugadores no habituales ni la presencia de cinco titulares, entre ellos Ronaldo, trajo buenas noticias para un equipo que se alejó de su línea ascendente en la Liga para volver al pozo.

No fue lo de Alcorcón, pero por La Nueva Condomina apareció un equipo pastoso, sin chispa y preso de su propia púrpura. Ni tuvo gol ni su fútbol le alcanzó para salir airoso de un choque que se antojaba desigual, pero que se igualó por la falta de recursos de los hombres de Mourinho. El técnico portugués amenazó con dejar fuera del choque del sábado ante el Hércules a los que ayer no dieran la cara. No esperó y a la hora de juego quitó a un patético Benzema, al que le puso la cruz. La compartió con un pálido Granero, que también dejó su puesto a Khedira.

UN DISPARO A PUERTA No fueron los únicos que no estuvieron a la altura. Pedro León demostró muy poco y Canales deambuló como un sonámbulo por el campo. El Madrid cerró la primera mitad con un disparo entre los tres palos, a cargo de Ronaldo (m. 7) y otro de Granero al larguero en un lanzamiento con la izquierda desde fuera del área (m. 30). Fuera de eso, el de Mourinho fue un equipo especulativo y lento. Intentó tener el balón en su poder, pero careció de profundidad.

La poca eficacia en el ataque blanco la aprovechó el Murcia para darse alguna alegría ofensiva. Cañadas intentó agitar a su equipo, aunque nunca inquietó a Casillas. Todo lo contrario sucedió en el otro área en un centro de Granero que Albiol remató fuera en una posición idónea.

Cuando el Madrid buscó el gol por la vía rápida, ya con Higuaín y Di María, chocó contra el meta Hernández. El venezolano detuvo una falta lanzada por Ronaldo y, de forma inverosímil, el posterior remate de Pedro León.