+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FÚTBOL

Un magnate estadounidense comprará el Olympique de Marsella

Frank McCourt, expropietario de Los Ángeles Dodgers de béisbol, quiere llevar de nuevo al equipo francés a la grandeza europea

 

Frank McCourt habla con Margarita Louis-Dreyfus en el Ayuntamiento de Marsella, este lunes. - AFP / BERTRAN LANGLOIS

29/08/2016

El Olympique de Marsella (OM) ha anunciado este lunes que su hasta ahora propietaria, Margarita Louis-Dreyfus, ha iniciado "negociaciones exclusivas" con el inversor estadounidense Frank McCourt para venderle el club francés, una transacción que debe estar finalizada de aquí a finales de año.

El anuncio de estas negociaciones acalla los rumores que habían circulado sobre el cierre de la operación, y sobre todo a un laborioso proceso de venta que se ha prolongado durante meses.

GÉRARD LÓPEZ Y BIELSA

La semana pasada, el OM tuvo incluso que desmentir que Louis-Dreyfus se hubiera decantado por ceder el club al empresario luxemburgués de origen español Gérard López, del que se decía que tenía intención de hacer volver como entrenador al argentinoMarcelo Bielsa.

El OM, que mantuvo confidenciales los detalles del acuerdo -incluido el monto-, señaló en un comunicado que Louis-Dreyfus y su familia mantendrán "una pequeña participación". Por su parte, McCourt dijo que "participar en la historia del Olympique de Marsella y guiar el club hacia el éxito, tanto dentro del campo como fuera es un honor y un privilegio".

"El OM es tanto uno de los clubes de fútbol más antiguos y más respetados del mundo como el único equipo francés que ha ganado la Liga de Campeones y la UEFA y, sobre todo, es una de las marcas más icónicas del mundo del deporte".

LUCHAR SIEMPRE POR EL TÍTULO

Su proyecto para el club francés lo ha bautizado 'OM Campeón' y es que, aunque reconoce que hace falta trabajar, cree que "se pueden obtener resultados excepcionales con esta marca y este equipo".

En una entrevista a la página web del diario 'La Provence', precisó sus cuatro objetivos estratégicos, el primero de los cuales "construir un equipo que, regularmente año tras año, va a luchar por ganar el campeonato de Francia". Los otros objetivos son crear el mejor entorno para los aficionados, insertar el club en la ciudad y constituir "una organización sólida, perenne, en el campo, pero también fuera".

La todavía propietaria subrayó que McCourt "ha sido seleccionado entre numerosos candidatos en un proceso a la vez exigente y largo" y se mostró convencida de que "es la mejor opción" para suceder a su familia, que llevaba casi una veintena de años a las riendas, y para "garantizar un gran futuro" al equipo.

TODO UN MAGNATE

Del nuevo comprador, el OM hizo hincapié en que McCourt (63 años) es un "apasionado del deporte desde siempre". Su mejor carta de visita a ese respecto, su gestión al frente del equipo de béisbol de los Dodgers de Los Ángeles.

McCourt vendió los Dodgers en el 2012 por 2.150 millones de dólares, una cifra récord, después de haber conseguido la primera victoria en la "after season" en 16 años y de haberse calificado por primera vez en las series eliminatorias durante cuatro de las seis temporadas.

Actualmente, junto al campeón olímpico holandés de salto de obstáculos Jan Tops, es propietario de Global Champions Tour, que organiza competiciones de equitación en París, Cannes, Chantilly y en otras grandes plazas de ese deporte.

EL MARATÓN DE LOS ÁNGELES

Los dos socios son también los creadores de la Global Champions League, un campeonato de salto de obstáculos por equipos que reúne a algunos de los mejores jinetes y caballos de la disciplina. Además, McCourt es igualmente propietario del Maratón de Los Ángeles.

El magnate estadounidense es presidente del grupo McCourt, especializado en inversiones empresariales, estratégicas y filantrópicas, así como de la sociedad McCourt Global, dedicada a la gestión alternativa centrada en el sector inmobiliario y en la inversión en capital.