+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Grave contratiempo

Márquez es operado por tercera vez durante ocho horas y podría estar seis meses de baja

Cinco cirujanos del hospital Ruber, de Madrid, le han colocado una nueva placa con aporte de injerto de cresta ilíaca en el húmero derecho / Aunque no se ha anunciado el periodo exacto de rehabilitación, todo parece indicar que no llegará a tiempo del primer GP del 2021

 

Marc Márquez (Honda), el 23 de julio, llegando a Jerez tras su primera operación en el brazo derecho. - MOTOGP.COM

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
04/12/2020

El ocho veces campeón del mundo de motociclismo, el catalán Marc Márquez (Honda), se ha sometido este jueves, en el hospital Ruber Internacional, de Madrid, a una larguísima operación, la tercera en su brazo derecho desde que sufrió la fractura del húmero, el pasado 19 de julio, cuando, en Jerez, estaba siendo protagonista de una de sus mejores carreras en el Mundial de MotoGP al remontar desde la 16ª posición a la tercera en tan solo 15 vueltas.

Márquez, que lleva arrastrando muchos problemas en su húmero derecho pese a las dos intervenciones quirúrgicas, realizadas ambas en el Institut Quirón Dexeus, de Barcelona, los días 21 de julio y 3 de agosto, no ha tenido más remedio que someterse a una tercera intervención al fracasar también las sesiones de ondas de choque que le han realizado durante las últimas semanas, cuya intención era que el hueso se consolidase, se soldase definitivamente y él no sintiese la inestabilidad que estaba sintiendo cada vez que forzaba el ritmo de entrenamiento, especialmente cuando cogía la bicicleta de montaña.

Interminable intervención
 

Según explica el comunicado de esta noche del equipo, “Márquez ha vuelto a pasar por el quirófano debido al estancamiento en la consolidación de su fractura, que no ha mejorado con un tratamiento específico de ondas de choque”. Y, por tanto, hoy ha tenido que ser intervenido, por espacio de ocho interminables horas, “de una pseudoartrosis del húmero derecho”.

La cirugía, según relata el comunicado, ha sido realizada por los doctores Samuel Antuña, Ignacio Roger de Oña, Juan de Miguel, Aitor Ibarzabal y Andrea García Villanueva, consistiendo “en la retirada de la placa previa y la colocación de una nueva placa con aporte de injerto de cresta ilíaca, asociado a un colgajo libre cortico-perióstico”.

Dura recuperación

Nada se sabe, de momento, el periodo de recuperación del piloto que ha dominado la categoría de MotoGP desde su aparición, en 2013, cuando se coronó, en el año de su debut, nuevo monarca y rompió todos los récords de precocidad en manos de los norteamericanos Kenny Roberts (Yamaha) y Freddie Spencer (Honda). Márquez, que ganó también el título en el 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019, en las dos últimas temporadas con un dominio tremendo sobre el resto de rivales, ha tenido que presenciar, desde su nueva casa en Cervera (Lérida), cómo hasta nueve colegas suyos ganaban, insólitamente, carreras este año en el Mundial-2020 exprés y el joven mallorquín, de 23 años, Joan Mir (Suzuki) se convertía en su heredero.

Todo parece indicar que Márquez, cuya tercera intervención fue adelantada, el pasado 22 de octubre, por el diario ‘Mundo Deportivo’, no llegará a tiempo, no solo de participar en los primeros entrenamientos de la próxima temporada, sino, ni siquiera, a la primera carrera del Mundial­-2021, que se celebrará, como es tradicional, en el circuito de Losail, en Doha, Catar, el 28 de marzo del próximo año.

Injerto clave

Todo parece indicar que Márquez, de 27 años, necesitará estar los tres próximos meses en reposo y otros tres meses más rehabilitándose de esta tercera y delicadísima intervención quirúrgica, cuyo éxito no se conocerá hasta pasadas muchas semanas, ya que el problema se centrará en que el injerto funcione y refuerce el húmero debilitado.

Tal y como ha reconocido recientemente el bicampeón australiano, Casey Stoner, cuando Márquez sufrió la caída de Jerez, justo cuando, a falta de cinco vueltas, iba a superar a Maverick Viñales (Yamaha) para conseguir la segunda plaza de una carrera dominada por el francés Fabio Quartararo (Yamaha), “estaba ridiculizando a todos sus adversarios pues, en solo 15 vueltas, pasó del puesto 16 al podio”.