+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

en los tribunales

Mbappé denuncia que lo utilizan para una estafa con criptomonedas

La policía francesa investiga a una red que usaba el nombre del futbolista del PSG sin su autorización

 

Mbappé, en una imagen de archivo. - AFP / FRANCK FIFE

EL PERIÓDICO
31/03/2020

Kylian Mbappé ha presentado una denuncia por el uso de su nombre en una red de estafa con criptomonedas, que está siendo investigada por la policía francesa. Según publica este martes el diario 'L'Équipe', el jugador del Paris Saint Germain denunció el uso de su nombre y su imagen sin su permiso en diversas campañas de publicidad en las redes para incitar a la participación en programas de adquisición de monedas virtuales, tipo bitcoin.

Mbappé, de 21 años, recomendaba en esas campañas estas inversiones "milagrosas" que "permiten a cualquiera transformarse en millonario en apenas tres o cuatro meses". Inventaban para ello entrevistas del delantero en diversos medios en los que aseguraba que había que aprovechar esa oportunidad antes de que los bancos tradicionales las eliminen definitivamente. En la primavera de 2019, la cuenta de Twitter de Mbappé ya fue pirateada para recomendar en la misma una inversión similar, recuerda 'L'Équipe'.

Convencer a inversores
 
Según los investigadores franceses, este tipo de tramas utiliza la buena imagen de famosos para convencer a inversores de que sitúen su dinero en este tipo de monedas virtuales. A través de centros de llamadas situados en Israel, contactan a los clientes para convencerles de que inviertan, y cuando lo hacen desaparecen sin dejar rastro.

Según la Autoridad de los Mercados Financieros, en el 2018 se recibieron 1.100 denuncias de este tipo y el fraude alcanzó los 55,5 millones de euros. El año pasado, la cifra estafada fue de unos 30 millones. Los investigadores aseguran que las criptomonedas han caído algo en desuso y que ahora los estafadores proponen inversiones en otros productos, como los grandes vinos, los wiskis madurados o, incluso, las vacas lecheras.