+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EUROCOPA

Nivel máximo de protección para la selección española

El dispositivo de seguridad para el equipo dirigido por Vicente del Bosque se dobla respecto a campeonatos anteriores

 

Cesc Fàbregas y Nolito, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, este lunes - EFE / EMILIO NARANJO

CARLOS F. MARCOTE / MADRID
07/06/2016

Los atentados de París del 13 de noviembre del año pasado marcaron un antes y un después en el diseño del dispositivo de seguridad para la Eurocopa de Francia y todo lo que conlleva para llevar a cabo la protección de selecciones y aficionados. Así lo subrayan las fuentes de la Federación Española de Fútbol (RFEF) que llevan más de un año estudiando con las autoridades francesas el operativo que afectará a la selección, que mañana mismo estará instalada en el hotel que se convertirá en su cuartel general de la Isla de Ré. Una ubicación estratégica en un entorno al que solo puede accederse por un único puente, factor que se tuvo muy en cuenta a la hora de la elección del lugar de concentración precisamente por motivos de seguridad.

Apenas cuatro días después de los sucesos de París tuvo que suspenderse el amistoso que España tenía previsto disputar en el estadio Rey Balduino de Bruselas contra el equipo nacional belga ante una amenaza de atentado inminente. Para entonces el dispositivo de seguridad que habitualmente se despliega en las concentraciones y desplazamientos de la selección española ya se había reforzado y se volvió a hacer lo mismo en los amistosos contra Italia y Rumanía disputados en Udine y Cluj, respectivamente, a finales de marzo.

MEDIDAS ESPECIALES


Ahora, para la Eurocopa, al margen de las especiales medidas dispuestas por las autoridades francesas, el despliegue de efectivos de seguridad privada y de la policía española que normalmente acompaña a la delegación se doblará, aunque desde la RFEF se niegan a facilitar cifras concretas y detalles del operativo.


"No hay datos para que el enemigo no tome nota", dice un portavoz federativo, el mismo que asegura que, de acuerdo con las fuerzas de seguridad francesa, "se ha tratado de no dejar ningún cabo suelto". Explica también que la elección del lugar de concentración les facilita el trabajo. "El mismo nombre lo dice todo. Es una isla y sólo se puede entrar por un sitio", explica, confiando en que la vigilancia de la policía francesa por mar será tan efectiva como les aseguran y que ya comprueban sobre el terreno los agentes desplazados a Ré desde hace una semana en una primera avanzada del operativo a desplegar. Confirman que se trata de fuerzas antiterroristas especializadas, con importante presencia de las unidades del GIGN (Groupe d’intervention de la Gerdarmerie Nationale), un grupo de élite que velará por la seguridad de la selección española, una de las que entra dentro del concepto de ser objeto de protección máxima.

CINTURÓN DE SEGURIDAD


Si para el Mundial de Brasil de hace dos años se desplazaron siete agentes de la Policía Nacional para integrarse en el dispositivo de seguridad de la selección española, así como para colaborar en el control de los desplazamientos de aficionados, a Francia viajará una veintena. A ellos hay que sumar unos 30 agentes de seguridad privada contratados por la RFEF, el doble de los que habitualmente acompañan a la expedición española en un desplazamiento de dos o tres días. Al margen está el cinturón de seguridad complementario de carácter privado que se exige a cada uno de los hoteles en que se alojan las distintas delegaciones. Tampoco en ese aspecto se extienden los responsables federativos, satisfechos con el nivel de colaboración que se ha mantenido en los últimos meses con las autoridades francesas y esperanzados en que "todo salga bien porque nada se ha dejado a la improvisación". 

NORMALIDAD PLENA


De la colaboración "muy especial" con las autoridades francesas ha dado cuenta este martes el propio ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al referirse al refuerzo de la seguridad cara a la Eurocopa en relación con el desplazamiento de miles de aficionados. El ministro en funciones ha explicado que además de la medida lógica de estrechar los controles fronterizos, la policía española colaborará con dos equipos de Tedax -uno de la Guardia Civil y otro de la Policía-, compuestos de dos agentes cada uno, para colaborar con los servicios franceses en la prevención y en su caso desactivación de posibles artefactos explosivos colocados por los terroristas.


Otros seis funcionarios de Cuerpo Nacional de Policía estarán pendientes de los movimientos de los aficionados españoles en las diferentes sedes en que el equipo español va a competir. “La Eurocopa se celebrará con total seguridad y plena normalidad”, ha dicho Fernández Díaz en el acto de entrega de las medallas al mérito de Protección Civil.