+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

castigo en el rugby

Ocho años de sanción por dopaje para el primer capitán negro de los 'Springboks'

Chilipoy Ralepelle ha dado positivo por tercera vez en su carrera deportiva, que le llevó a jugar con el Stade Toulousain, el equipo de más laureado de Francia

 

Chilipoy Ralepelle, antes de un partido de Sudáfrica contra Gales. - / AGENCIAS

SERGI LÓPEZ-EGEA
02/07/2020

Chilipoy Ralepelle pasará a la historia por haber sido el primer capitán negro de la selección sudafricana de rugby, los famosos e inconfundibles 'Springboks'. Pero, a la vez, este delantero de más de 100 kilos de peso, que también sigue siendo el capitán más joven del equipo nacional de su país, ya aparece como uno de los jugadores con la historia menos ejemplar en uno de los deportes donde la nobleza y el juego limpio, a pesar de la dureza, son una norma a seguir para todos los practicantes. Ha sido sancionado con ocho años, lo que compromete y prácticamente pone fin a su carrera deportiva con 33 años, al haber dado positivo por un anabolizante.

En esta ocasión se le detectó Zeranol, un anabolizante, al igual que lo era la drostanolona, descubierta en un control del 2014, cuando era jugador del Stade Toulousin y disputaba la Liga Top 14 con el equipo más laurado del rugby francés. Como era lógico tuvo que abandonar la disciplina del conjunto occitano y volver a Sudáfrica, donde siempre había sido en sus años iniciales uno de los jugadores más prometedores, en la posición de 'hooker' de los Bue Bulls, club estrella de Sudáfrica.

PENDIENTE DE APELACIÓN

Ahora tiene 21 días para apelar la sanción, un dopaje descubierto el año pasado, la tercera infracción en su carrera deportiva. De ahí el castigo ejemplar. Actualmente jugaba en los Coastal Sharks de Durban (Sudáfrica). El anabolizante apareció en un control fuera de la competición. Sin ser una sorpresa, algo común en los deportistas sorprendidos por un control positivo, Relepelle aseguró a la prensa de su país que se trataba de "una falsa acusación contra mí, que rechazo".

De hecho, si se ha librado de un castigo a perpetuidad ha sido porque en el 2011, en lo que habría sido su primer positivo, fue absuelto por la Federación Sudafricana de Rugby de dopaje, tras aparecer metilhexanamina en su orina, un estimulante específico, totalmente prohibido y que sirve para quemar grasas.

Hasta 25 partidos disputó con la camiseta sudafricana. Debutó como capitán en un partido ante Inglaterra, durante una gira por Europa. El encuentro se disputó en Leicester, en el 2006, antes de que sufriera su primera lesión grave de rodilla, de la que volvió a recaer en el 2007. Se pasó año y medio sin poder jugar un partido, aunque en el 2008 regresó a los 'Springboks' para participar en un amistoso memorable, al menos para los sudafricanos, que derrotaron a Inglaterra nada menos que por 42-6.