+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

TRAS EL TRIUNFO DE LOS CHICAGO CUBS

Las otras maldiciones del deporte

Las leyendas acerca del mal fario abundan en todo el mundo para justificar los fracasos deportivos

 

El Benfica no gana en Europa desde 1964 por culpa de su extécnico. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
03/11/2016

Esta madrugada, los Chicago Cubs han roto 108 años de sequía con la consecución de las Series Mundiales de la MLB (béisbol). El equipo de Illinois vivía sumido en varias maldiciones que, según sus fans, explicaban las derrotas de su conjunto. Pero no solo los Cubs han pasado por periodos perdedores atribuidos a una maldición. Las hay en muchos deportes. 

CHICAGO Y LA CABRA BILLY

'The Billy goat curse' o la maldición de la cabra Billy ha sido la que ha azotado a los citados Cubs hasta este 2016. Un seguidor llamado William Sianis, propietario de una cadena de tavernas llamadas 'The Billy Goat Tavern", iba al Wrigley Field, estadio del equipo, con su mascota, una cabra llamada Murphy. Por culpa de la peste que desprendía el animal, Sianis fue obligado a abandonar el campo durante el quinto de los partidos de las Series Mundiales de 1945. Airado, William Sianis dijo: "Ellos, los Cubs, ellos no ganaran más". Esas palabras iniciaron la 'maldición de la cabra', plasmadas en una sequía insólita en la historia del deporte norteamericano. 
 
 
BABE RUTH, EL BAMBINO

Continuando en el béisbol, los Boston Red Sox se pasaron 86 años sin ganar. ¿La causa? El traspaso del 'Bambino' Babe Ruth a los eternos rivales, los New York Yankees. La marcha de su estrella, con quien ganaron cinco títulos, provocó que los aficionados creyeran que nunca más ganarían nada. Casi 90 años después, en 2004, los Red Sox vencerían a los Colorado Rockies en las Series Mundiales y pondrían fin a la maldición. 

EL RASCACIELOS QUE HIZO SOMBRA A BILLY PENN

La ciudad de Philadelphia se pasó 20 años sin que ninguno de sus equipos deportivos celebrara ningún título. Ni los Flyers (NHL), los Phillies (MLB), los Eagles (NFL) ni los 76ers (NBA) alzaron ningún campeonato desde 1987. Según la leyenda, la construcción de un rascacielos llamado One Libery Place rompió un pacto por el cual no se podía superar la altura de la estatua de William Penn, fundador del estado de Pennsylvania, y desencadenó, según la leyenda, el gafe en la ciudad del amor fraterno. 

LAS ANIMADORAS DE CHICAGO

Desde 1985 los Bears de Chicago no ganan la Superbowl, final de la NFL. En 1983, Virginia McCaskey, hija del propietario, se hizo cargo de la franquicia tras morir su padre. Entonces, como una de las primeras medidas que llevó a cabo, prescindió de las animadoras del equipo, las Honey Bears. Desde entonces, los seguidores atribuyen a esa decisión la falta de éxito.

BENFICA Y EL FRACASO EUROPEO

Bela Guttman fue el entrenador del club portugués cuando ganaron sus dos únicas Copas de Europa. Según la leyenda, Guttman fue despedido en 1964 y lanzó la maldición. "Sin mí nunca volveréis a ser campeones de Europa", soltó el técnico. Desde entonces, el Benfica ha estado en ocho finales europeas y en todas ha perdido. 

LOS ACCIDENTES DE SPORTS ILLUSTRATED

Ser modelo en la portada de la prestigiosa revista deportiva da mala suerte. Los Indians perdieron 101 partidos después de ser protagonista de la primera página y Pat O'Connor, piloto de laNascar, tuvo un accidente mortal tras aparecer en ella. 

EL POLLO FRITO

Los Hanshin Tigers de Japón (béisbol) están sumidos en la maldición del coronel Sanders, el abuelo de Kentucky Fried Chicken. Según la maldición, durante las celebraciones del título conseguido en 1985 sus aficionados arrojaron una estatua suya al río Dotonobri. La imagen del KFC no ha dejado que los Tigers vuelvan a celebrar nada. 

HASTA QUE TODOS MUERAN

En tierras irlandesas, el equipo de fútbol gaélico del condado de Mayono gana un título desde 1951. Aquel año, el equipo volvía de celebrar una victoria ante el prestigioso Meath, de Dublín. En un pueblo llamado Foxford, según cuenta la leyenda, pasaron de largo junto a un funeral sin mostrar el debido respeto. La maldición fue entonces lanzada: Mayo no ganaría una final hasta que murieran todos los miembros de aquel equipo. Dos integrantes quedan vivos de aquel equipo y Mayo ha perdido desde entonces 10 finales.