Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VESTUARIO AGITADO

Rémy: "Paco Jémez me trató como si fuera un pedazo de mierda"

El delantero del Las Palmas, apartado por el técnico, dice que "le faltaron pelotas" para darle explicaciones a la cara

EL PERIÓDICO
19/01/2018

 

El delantero francés del Las Palmas Loïc Rémy ha estallado contra su entrenador, Paco Jémez, después de que este le apartara del equipo supuestamente por llegar un minuto tarde a la cena del equipo. "El entrenador me trató como si fuera un pedazo de mierda", asegura el jugador en el diario 'La Provincia', donde añade que al técnico "le faltaron pelotas" para darle explicaciones a la cara. Ahora es él quien se niega a volver.

El futboliosta da su versión de los hechos, acaecidos durante la primera concentración del equipo con Jémez al frente. "Tannane y yo estábamos en el hotel y llegamos tarde a la cena, pero un minuto tarde. Vale, no tenemos ninguna excusa porque, como profesionales, debemos estar a la hora. Pero tampoco es una excusa para que el entrenador eche a dos jugadores de esa manera", argumenta. "No digo que yo fuera el jugador clave, pero sí era el máximo goleador y de repente me ponen a un lado. Fue una falta de respeto por parte del entrenador", añade.

Por boca del presidente
Otra de las cosas que Rémy, de 31 años y procedente del Chelsea, le reprocha a Jémez es que no le dijera personalmente que no contaba con él. "Ni siquiera me habló. Habló con el presidente y el presidente vino a hablar con nosotros. No tuvo las suficientes pelotas para ponerse delante de mí y decirme: 'No te quiero por esto, esto y esto', y terminar ahí. No soy un tipo que crea problemas, no habría peleado con él".

El jugador se encuentra en su Francia natal, y se niega a reincorporarse pese a que Jémez ha pedido que lo haga. "Si el equipo estuviera haciéndolo bien con el nuevo entrenador, es decir, si hubiera ganado al Eibar y al Girona, nunca me habrían llamado para que regresara. El entrenador me trató como si fuera un pedazo de mierda, porque me sentí como un pedazo de mierda cuando todo esto pasó".