Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

FÚTBOL. SEGUNDA DIVISIÓN

Retroceso del Extremadura

El conjunto de Rodri no logra vencer al Majadahonda, un rival directo por la permanencia

RODRIGO MORÁN. Almendralejo
09/02/2019

 

Dicen que las finales o se ganan o se pierden, pero la de ayer en el Francisco de la Hera quedó en tablas entre Extremadura y Rayo Majadahonda. Bien es verdad que era más final para el Extremadura que para los madrileños y que, el empate, deja más sensación de derrota que de triunfo en los azulgranas, además de suponer un paso atrás evidente en sus opciones de salir de los puestos de descenso directo. Todo ello bajo un ambiente espectacular creado por una afición que no dejó de animar ni un sólo minuto, pero que volvió a salir decepcionada con el resultado y con los planteamientos del entrenador, Rodri, cuyo puesto ha quedado muy debilitado tras las últimas jornadas. Un triunfo en diez partidos tienen la culpa.
El técnico barcelonés puso más sentido común a su alineación y metió en el once incial a Pardo y Alex Díez, cuyas ausencias en los últimos envites no habían sido compartidas por la grada. Y a tenor de lo visto, la afición tenía razón, pues ambos fueron ayer de los mejores del equipo. Todo ello con permiso de Alberto Perea, un nuevo mago en el Francisco de la Hera. El partido del albaceteño fue colosal, con golazo incluido, pero tras el empate del Rayo Majadahonda y con quince minutos para buscar la reacción, el técnico lo cambió y la grada montó en cólera contra la decisión. Ahí, el Extremadura, se apagó.
Cierto que es que el cuadro azulgrana hizo ayer méritos para llevarse la victoria, pero la ineficacia ofensiva supuso pagar una alta factura con el empate. Ortuño, encargado de hacer olvidar a Enric Gallego, no tuvo su día y tuvo dos muy claras para poder haberse estrenado de azulgrana.

TOMA Y DACA / La primera ocasión fue para Nando, quien cuajó en banda derecha su mejor partido desde que llegó a Almendralejo. Recibió un balón medido desde la derecha de Kike Márquez, pero su remate se marchó por poco ajustado al palo. Era el minuto cuatro. Instantes después, una de las numerosas subidas por banda de Alex Díez, inconmensurable, acabó con un centro que Ortuño no remató por centímetros en boca de gol. Ocasión clarísima.
El acoso y derribo del Extremadura en la primera fase del partido fue apoteósico. En una jugada personal, Perea levantó al estadio con un doble recorte y un disparo que obligó a Basilio, con la colaboración del poste, a enviar a saque de esquina. Una jugada para enmarcar.
Parecía sumergido el Rayo Majadahonda en el partido y, de repente, zas, la más clara de la primera parte. Falta que bota Verza, Casto despeja mal de puños y Rafa, desde dentro del área, fusila para que el pie milagroso de Pardo sacara bajo palos.
Respondió el Extremadura con otra cabalgada de Alex Díez y otro servicio inmejorable para Ortuño en boca de gol, pero el delantero murciano no tuvo su partido y volvió a estar errático a la hora de conectar la bola, perdiéndose en el limbo otra maravillosa oportunidad.
Dos disparos secos de Dani Romera y Enzo Zidane bien blocados por Casto Espinosa cerraron una primera parte sin acierto en ambos equipos.

Efecto Perea / Si había un hombre dentro del campo que podía cambiar el rumbo del partido, ese era Perea. Y así fue. En otro balón desde la banda derecha de Alex Díez, Ortuño recogió de espalda, protegió la pelota y cedió atrás para que Perea, de un latigazo tremendo, anotara un golazo que hizo tambalear el Francisco de la Hera. Había hecho el Extremadura lo más difícil, justo cuando se le empezaba a nublar la vista.
En pleno zafarrancho de combate, con Perea convertido en capitán general, se produjo la jugada polémica del encuentro. Perea, tras dos recortes, fue trabajado dentro del área en un clamoroso penalti que las cámaras no dejaban lugar a dudas, pero que el árbitro, sobre el verde, no vio. Y el fútbol tiene esos cambios de dinámica que casi nadie entiende. Minutos después, en una falta lateral bien puesta por Benito, Héctor, totalmente solo, ejecutaba de cabeza el empate. Ahí desapareció el Extremadura.
Los cambios no dieron el efecto deseado por Rodri, especialmente pitada la sustitución de Perea, el mejor del partido. Los azulgranas se fueron difuminando con el paso de los minutos y sólo en la última jugada, Zarfino pudo hacer explotar el estadio con un remate que sacó Basilio. Empate que sabe a poco. Puntos que ya no van a regresar.

Ficha técnica:

1. Extremadura UD: Casto; Aitor, Borja Granero, Pardo y Alex Diez; Kike Márquez (Willy, min. 77), Nando, Zarfino y Fausto Tienza; Ortuño (Chuli, min. 82) y Perea (Roberto Olabe, min. 74).

1. CF Rayo Majadahonda: Basilio; Benito, Rafa, Verdes (Aristotelles, min. 70), Luso, Iza; Enzo (Óscar, min. 61), Verza; Dani Romera (Héctor Fernández, min. 64), Aitor; Manu.

Goles: 1-0, min. 55: Alberto Perea; 1-1, min. 71: Héctor.

Árbitro: Milla Alvendiz (Comité Andaluz). Amonestó al jugador local Aitor, y a los visitantes Verza, Enzo, Verdes e Iza.

Incidencias: Encuentro disputado en el estadio Francisco de la Hera, de Almendralejo, ante 11.069 espectadores.

Las noticias más...