+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

GRAN PREMIO DE ESTIRIA DE F-1

Sainz, tercero en parrilla, se pelea con los mejores

Solo Hamilton (Mercedes) y Verstappen (Red Bull) consiguieron mejor crono en la calificación que el joven piloto de McLaren. "Ha sido la mejor calificación de mi vida en las peores condiciones de todas", señala el futuro piloto del equipo Ferrari

 

Carlos Sainz (3º), a la derecha, comenta las difíciles condiciones de la pista con Max Verstappen, en el centro, ante la mirada de Lewis Hamilton. - REUTERS / KLAMAR POOL

MIGUEL MARTÍNEZ
11/07/2020

Condiciones extremas, lluvia, spray, pianos mortales, tensión La incesante lluvia animó la clasificación del Gran Premio de Estiria, hundió a los pilotos que dudaron, a los que temblaron, a los que tuvieron miedo, e hizo emerger a los mejores, a esos conductores con una sensibilidad especial. Porque el agua ya saben siempre desnuda a los pilotos de F-1. Carlos Sainz (McLaren) atrapó la tercera posición por primera vez en su trayectoria en F-1 para formar un triunvirato con los mejores, con Lewis Hamilton (Mercedes) y Max Verstappen (Red Buk).

Estoy muy contento de hacer un tercer puesto por primera vez en mi carrera en la clasificación más complicada de la F-1 en los últimos años. El coche deslizaba mucho, mucho aquaplanning Fue terrible, pero estoy muy muy contento: mi mejor 'quali' en las peores condiciones, no está mal, no, explicó el madrileño en la sitio reservado para los tres mejores de la clasificación por primera vez en su carrera.

LA LLUVIA, PROTAGONISTA

La clasificación dio comienzo con 45 minutos de retraso tras casi una hora interminable con el coche de seguridad pisando los charcos del renovado asfalto del Red Bull Ring en una ventana de lluvia más ligera que permitió rodar a los coches durante 10 minutos . La Q-1dejó fuera a uno de los gallitos de este año, Checo Pérez y su Racing Point (un Mercedes del 2019 pintado de rosa) y a Romain Grosjean, con sus clásicos problemas. Antonio Giovinazzi, sobre quien descansan muchas dudas, acabó golpeando con su Alfa Romeo contra las protecciones Entre la lluvia, el spray, las condiciones cambiantes, rápidamente emergieron los pilotos con una sensibilidad especial; Sainz, Lando Norris, Max Verstappen, Lewis Hamilton o George Russell, el piloto en el que confía Mercedes para el futuro y que gracias al agua y su talento llevó a un Williams a la Q-2 después de mucho tiempo.

Una decisión errónea de entrar a cambiar ruedas a cinco minutos del final de la Q-2 en ese momento arreció la lluvia dejó a Charles Leclerc fuera de la Q-1, a solo unas milésimas de Sebastian Vettel evidenciando la falta de carga aerodinámica del Ferrari esta temporada. Es la primera vez que el monegasco se queda fuera de la Q-3 desde que viste de Ferrari. Esta vez, fue su compañero Vettel, quien por muy poco pasó la Q-3. El excelente rendimiento de los Norris y Sainz hacían esperar lo mejor en una Q-3 en la que estaban predestinados a jugársela con los dos Mercedes y los dos Red Bull.

MANO A MANO ENTRE FAVORITOS

Y fue entonces cuando la clasificación se convirtió en un mano a mano entre Hamilton y Verstappen, y con un invitado, 'Carletes', en esa fiesta. La lluvia comenzó a arrecier al comienzo de la manga, para aligerar después: el tiempo saldría en la última vuelta. La tensión era máxima. Sainz se preparó en la penúltima vuelta: cargó sus baterías, se dio espacio y completó un giro brutal que le llevó a la tercera posición.

Hamilton era 'pole' provisional, pero Verstappen venía mejorando en sus dos primeros sectores de su último intento, camino claramente de la pole. Creo que, en general, ha sido una buena clasificación para mí. En la Q-3 llovió más, fue más difícil, había más aquaplaning. No se podía poner toda la potencia. He intentado quedarme en la pista y creo que el segundo puesto es bueno. En la última vuelta hice un trompo, podría haber mejorado mi tiempo, pero no creo que lo suficiente para batir a Lewis, explicó Verstappen, casi aún con cara de susto.

Ha sido un día muy complicado, muy difícil para todos nosotros, confirmó Hamilton. En la penúltima vuelta tuve mucho aquaplanning y casi se me sale el corazón por la boca, reconoció el hexacampeón del mundo. "En los libres dos tuvimos problemas que creo que hemos solucionado, pero agradezco la lluvia, Veremos lo que pasa en carrera.

INCERTIDUMBRE PARA MAÑANA

La carrera parece un mano a mano entre Mercedes y Verstappen por la victoria. En principio, deberian ser los candidatos al podio, pero una semana atrás, 11 abandonos, y tres coches de seguridad revolvieron de tal manera las fichas que nadie quiere hacer pronósticos aunque la carrera según las predicciones se dispute en seco. Sabemos que Bottas sale por detrás y tendrá mejor ritmo, pero. iré a encontrar mi ritmo, mi carrera, dice Sainz, que esta noche soñará con todo el derecho en subirse al podio.