Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Teresa Rivero: "No tenía ni idea de las cuentas del Rayo ni de fútbol"

La viuda de José María Ruiz-Mateos declara en el juicio por fraude a Hacienda que asumió la presidencia del equipo madrileño para ayudar a su marido

EL PERIÓDICO
07/05/2018

 

La viuda del empresario José María Ruiz-Mateos, Teresa Rivero, ha declarado en el juicio en el que está acusada de defraudar a Hacienda seis millones de euros cuando presidía el Rayo Vallecano que no tenía "ni idea" ni de cuentas del club "ni de fútbol", y que asumió el cargo por ayudar a su marido.

La Audiencia Provincial de Madrid ha iniciado hoy el juicio contra Teresa Rivero, sus hijos Francisco Javier y Álvaro (ambos en prisión por otras causas), el exgerente del club Jesús Fraile y Gema Barrasa, que figuraba como secretaria del consejo de administración. Todos ellos han negado que intervinieran en gestiones fiscales del club. La Fiscalía pide para cada uno de ellos 13 años y nueve meses de prisión por delitos contra la Hacienda Pública relacionados con el IVA y el IRPF de los ejercicios 2005, 2006, 2007 y 2008.

"Aunque era la presidenta no hice nada en el consejo de administración y no tenía ni idea de las cuentas del Rayo porque solo iba a los partidos y a las cenas de las peñas: era un cargo honorífico", ha asegurado Rivero antes de dejar claro su cometido familiar: "Yo era ama de casa y atendía a mi marido, a mis 13 hijos y a mis 55 nietos".

Vida complicada
A preguntas de su abogado, confesó que nunca sospechó que su esposo fuera a complicarle la vida al pedirle que presidiera el Rayo. "No tenía ni idea de fútbol ni me gusta, pero acepté por ayudar a mi marido, que me dijo que solo fuera a los partidos". Su hijo Francisco Javier ha asegurado que nunca tuvo cargo alguno en el Rayo ni intervención alguna salvo ir a algún partido y acompañar a su madre a alguna cena del club. "El propietario formal del Rayo era mi padre", advirtió antes de recordar que Ruiz-Mateos se quejaba de que "le costaba mucho dinero".

Las noticias más...