+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

SEMIFINAL DE PELÍCULA

Thiem tumba a Djokovic y alcanza la final del Masters

El tenista austriaco se impone tras despErciciar 4 'match balls' y tener un 4-1 en contra en el 'tie break' del tercer set

 

Thiem tumba a Djokovic y alcanza la final del Masters - EFE

JAUME PUJOL-GALCERAN
21/11/2020

Sufrir y aguantar.  El guion lo conocían tanto Novak Djokovic como Dominic Thiem antes de entrar en el O2 Arena de Londres en busca la primera plaza para la final del Masters. Y después de 2 horas y 57 minutos,  tres sets,  38 juegos y 224 puntos fue el tenista austriaco quien puso el 'the end' en la película para firmar la victoria por 7-5, 6-7 (10-12) y 7-6 (7-5).

Fue un 'thriller' de acción desde el primer punto hasta el último. Un partido en el que Thiem dispuso de cuatro 'match balls' en el primer 'tie break'  del primer set, que se lo acabó llevando Djokovic, y tuvo que remontar un 0-4 en contra en el segundo y definitivo 'tie break' antes de poder levantar los brazos en el silencioso O2Arena mientras su entrenador Nicolás Massu, emocionado, junto a todo su equipo le aplaudían y le felicitaba orgulloso por la victoria y el pase a la final que el año pasado se le escapó ante Stefanos Tsitsipas.

Thiem demostró ante el número 1 mundial que está preparado para luchar contra quien sea. Lo hizo ante Rafael Nadal el pasado martes,  también en un partido de máxima emoción decidido en do 'tie breaks', y este sábado ante Djokovic se tomó la revancha de la final del Abierto de Australia.

Cuatro 'match balls' perdidos
Djokovic planteó un partido a la contra, jugando blando y evitando abrir pista para incomodar a Thiem. La táctica le permitió mantener el pulso pero le faltó seguridad y la electricidad necesaria para decidir en los momentos claves. Si no se marchó de la pista antes, en el segundo set, fue porque Thiem falló en el momento decisivo. El austriaco dejó escapar cuatro 'match balls' (6-5, 7-6, 9-8 y 10-9), el primero con una doble falta, para dar vida a Djokovic a forzar la tercera manga.

Cualquiera se habría desesperado por esos errores pero Thiem mantuvo su fe en la victoria , incluso cuando, Djokovic, en el 'tie break' decisivo, se adelantó 4-0, 4-1 y dispuso de dos saques más para aumentar la ventaja y rematar el partido de su lado. Djokovic se equivocó. Volvió a jugar a conservar a esperar el fallo de Thiem y el austriaco lo aprovechó para dar la vuelta al marcador y tumbar al cinco veces campeón del Masters que, en esta edición, buscaba la sexta corona para igualar a Roger Federer. No será este año.

La oportunidad será para Thiem. El austriaco espera ya solo al rival que tendrá este domingo (19.00 horas, Movistar) que saldrá de la semifinal que enfrentará a Nadal y Daniil Medvedev.

Granollers, cae en las semifinales de dobles 

Marcel Granollers y el argentino Horacio Zeballos han caído en las semifinales del torneo de dobles ante el holandés Wesley Koolhof y el croata Nikola Mektic (6-3 y 6-4). El tenista catalán tocado en su hombro derecho ha jugado mermado el partido.  El día anterior Granollers ya tuvo que renunciar al partido que les enfrentó al francés Edouard Roger-Vasselin y el austriaco Jurgen Melzer en el tie break del primer set.

"No he podido sacar al 100%. Tenía dolores y, a este nivel, se complica todo", explicó Granollers, que ya tuvo que renunciar a los últimos torneos en Viena y Paris-Bercy por sus problemas físicos. "Tenía una rotura fibrilar y había conseguido recuperarme, pero después de tanta inactividad era lógico que pasara esto", valoró el tenista catalán que aspiraba a volver a ganar el Masters como en lo consiguió en el 2012 junto a Marc López.

Mektic y Koolhof jugarán su primera final del torneo de maestros, en el que supone su debut aquí como pareja. El holandés nunca había jugado el torneo, mientras que Mektic cayó en la fase de grupos de 2018 junto a Alexander Peya. Sus rivales en la final saldrán del duelo entre Melzer y Roger-Vasselin y el surafricano Rajee Ram y el británico Joe Salisbury.