+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ciclismo

El Tour de Francia se blinda por la elevada amenaza terrorista

Unos 23.000 gendarmes y policías estarán presentes en todo el recorrido. Francia movilizará por primera vez la unidad de élite de la Gendarmería

 

El ministro del interior francés Cazeneuve conversa con el director del Tour, Prudhomme, antes de la rueda de prensa - AFP

EVA CANTÓN / PARÍS
24/05/2016

La 103 edición del Tour de Francia, que arranca el próximo 2 de julio al pie del Mont Saint Michel, se celebrará bajo un dispositivo de seguridad sin precedentes debido al alto nivel de amenaza terrorista que pesa sobre el país.

Unos 23.000 gendarmes y policías estarán presentes a lo largo del trayecto y, por primera vez en la historia de la competición, launidad de élite de la Gendarmería (GIGN) se desplegará a lo largo de los 3.500 kilómetros que recorrerán los ciclistas durante el mes que dure la competición. Su misión será actuar con rapidez en caso de atentado.

El despliegue de seguridad incluye también la presencia de 50 motoristas de la Guardia Republicana, numerosos voluntarios y efectivos de los servicios de protección civil. Además, en cada localidad de final de etapa se instalará un puesto de mando operativo de la Policía y la Gendarmería.

El objetivo, según ha explicado este martes el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, al presentar el dispositivo junto al director del Tour, Christian Prudhomme, es “garantizar la seguridad de los corredores y del público sin alterar su dimensión festiva”.

“La seguridad es la prioridad de los organizadores”, ha apuntadoPrudhomme tras poner de relieve que el Tour no es solo una gran competición deportiva internacional sino “un elemento de cohesión social, nacional y familiar” y un gran escaparate de Francia, primer destino turístico del mundo.

El Tour congrega cada año al borde de la ruta ciclista a cerca de 12 millones de espectadores y, en esta edición, el pelotón pasará también por Suiza, Andorra y Catalunya.

Por este motivo, responsables de los Mossos d’escuadra y de la policía de Andorra han participado este lunes y martes en París junto a sus colegas franceses en las reuniones preparatorias del dispositivo, para terminar de ajustar el número de efectivos.

ETAPA VIELLA-ANDORRA
Ellos tendrán la responsabilidad de garantizar el normal desarrollo de la carrera en los 184 kilómetros de la novena etapa del Tour, que el domingo 10 de julio discurrirá entre Viella y Andorra.

“El reto, como comentaba el ministro francés, es el entorno en el cual se desarrolla la etapa, que es diferente del de otros años. Y el objetivo es que sea una etapa tranquila, festiva y sin ninguna incidencia”, ha señalado a este diario el comisario de los Mossos, Ferran López.

“Nadie puede garantizar nada al cien por cien pero hay que trabajar para que el riesgo sea mínimo. La gente puede estar tranquila”, ha añadido el comisario. En las reuniones celebradas en el Ministerio francés del Interior ha participado igualmente el director del Serveis Territorials de Interior del Pirineu, Josep Palau.