Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CICLISMO EL ESCANDALO DEL DOPAJE.

La UCI abre diligencias para castigar dos años a Valverde

El TAS da la razón a Italia, que implica al murciano en la operación Puerto.

SERGI LOPEZ-EGEASERGI LOPEZ-EGEA
17/03/2010

 

Alejandro Valverde, el segundo mejor corredor del mundo por detrás de Alberto Contador, se enfrenta a un castigo ejemplar, una sanción por presunto dopaje que puede llegar a dos años de inhabilitación, después de que ayer el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) diera la razón a la Justicia italiana que implica al murciano en la controvertida operación Puerto, al contrario de la Administración española.

Valverde conoció la noticia en su casa de Murcia, después de terminar el domingo la París-Niza en segunda posición (también por detrás de Contador). La historia es complicada y hasta rocambolesca. La Guardia Civil desarticuló el 23 de mayo del 2006 la operación Puerto, la trama de dopaje que dirigía Eufemiano Fuentes en Madrid y que implicó a estrellas del ciclismo como el alemán Jan Ullrich o el italiano Ivan Basso.

Varios ciclistas españoles, como Paco Mancebo y Oscar Sevilla, también se vieron salpicados. Contra Valverde, el Instituto Armado no halló pruebas de dopaje. Sin embargo, sí apareció una bolsa de sangre, cifrada con el número 18, que podía pertenecer al murciano. Como prueba se aportó una información periodística --cuyo recorte hizo llegar a las redacciones de los principales diarios europeos, uno de los presuntos implicados-- en la cual se citaba el apodo del can de Valverde, que coincidía (Piti ) con el que figuraba para reconocer la prueba sanguínea, en la que un posterior análisis en el laboratorio antidopaje de Barcelona encontró EPO.

El juez instructor que se encarga del caso prohibió siempre utilizar esas pruebas contra los deportistas. Sin embargo, el Comité Olímpico Nacional Italiano (CONI) contrató a un equipo de abogados en España, que aprovechó un permiso del juez titular para solicitar a la jueza suplente la bolsa supuestamente de Valverde, que viajó a Roma. Los italianos aseguraron que habían cotejado la sangre con una muestra de Valverde que tenían del paso del Tour por Italia, en el 2008. Por esta razón, lo castigaron dos años, aunque solo aplicable a su país. Valverde, contrariado, acudió al TAS, que ayer falló en su contra y dictó una sentencia dando la razón a la Justicia italiana al deducir, del informe romano, que Valverde había figurado en la operación Puerto, hasta el 2004.

La UCI, enseguida, emitió un comunicado en el que festejaba la sentencia del TAS --este tribunal depende del COI y no acostumbra a fallar contra estamentos olímpicos como el CONI-- y advirtió que "iniciaba los procedimientos para llegar a una suspensión de Valverde a nivel internacional".

Las noticias más...