+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FÚTBOL. SEGUNDA DIVISIÓN B

El Villanovense quiere romper la maldición en Melilla

El conjunto serón intenta este domingo el asalto al liderato en el Álvarez Claro, un estadio donde nunca ha ganado en liga. «En esta liga cualquier rival es difícil», dice Ruano

 

Ruano se escapa de Marc Fraile durante el Villanovense-Mérida del pasado domingo. - C. PINO

CARLOS PINO
29/10/2020

El Villanovense tiene este domingo la oportunidad de dar un salto al liderato del Grupo 5B de la Segunda División B. Dependen de ellos mismos, pero para ello deberán ganar al actual primer clasificado, el Melilla. Y además en su campo, el Municipal Álvarez Claro, un estadio maldito para los verdes: nunca han ganado allí en liga.

Las visitas en liga al equipo de la ciudad autónoma se han saldado con cuatro empates y cinco derrotas. La última vez que el Villanovense puntuó allí fue en su última visita, en la campaña 2018-2019 (0-0). La única victoria serona se remonta al 2011, en una de las primeras rondas de Copa del Rey. Ganó 0-1 con gol de Raúl Barcos. De ese equipo se mantienen Pajuelo y Javi Sánchez. También Moraga, ahora entrenador ayudante. La última vez que marcaron fue en la 2015-2016, con gol de Casi, en una derrota por 4-1.

Dos exmelillenses

A pesar de ello, este año el Villanovense cuenta con jugadores que conocen muy bien ese campo y que saben lo que es ganar allí, pero con la camiseta de local. Son Diego Parras y Ruano. En el caso del lateral no tuvo mucha participación en su única temporada. Caso distinto es del centrocampista extremeño, que fue un jugador importante en el año y medio que jugó con la elástica melillense. Con ellos disputó 55 partidos oficiales y marcó tres goles. El año pasado, a pesar de ser uno de los habituales, decidió saltar el Mar de Alborán y convertirse en un refuerzo de lujo para los verdes en Tercera.

Precisamente Ruano está siendo una de las buenas noticias del Villanovense en este inicio de liga. Buen partido en Villarrubia y también buenas acciones en el derbi ante el Mérida, en donde puso desborde y verticalidad en un encuentro muy cerrado. El único pero para los suyos fue no conseguir la primera victoria en casa: «Nos quedamos con un poco de mal sabor de boca porque en casa siempre queremos ganar, pero también tenemos claro que el Mérida tiene un buen equipo», asegura el futbolista extremeño.

«Seguir con solidez»

Ruano sabe que el partido en el Álvarez Claro es una de las salidas más complicadas que tendrán este año, ante un equipo hecho para estar arriba y que ha empezado la liga con bastante seguridad, ganando sus dos primeros partidos por 3-0 y 1-2: «Llevan una racha de dos partidos ganados, pero hemos visto que cualquier rival es muy difícil y hay que seguir con esa solidez e intentar entrenar más de cara a gol».

Sobre el buen inicio de temporada de los serones, Ruano cree que se debe sobre todo al buen trabajo que llevan haciendo durante las últimas semanas y que han conseguido que se vea reflejado en el campo: «Estamos contentos a nivel de trabajo, estamos haciendo las cosas que nos pide el entrenador y que trabajamos durante la semana. Luego la bolita entra o no entra».

Aunque los puestos en los inicios de la competición pueden ser anecdóticos, el hecho de tener la posibilidad de acabar la tercera jornada siendo líder y asaltando un campo complicado puede poner a los verdes en la rampa de salida para cosas importantes este año.